Buenos Aires vive una semana como la capital sudamericana del ajedrez

Buenos Aires respira ajedrez en sus clubes, en las plazas y en las escuelas. Su tradición e historia están intrínsecamente relacionadas con este “juego-ciencia” tan misterioso como atrapante. El futuro le tiene reservado otra cita gloriosa: ser sede en 2020 o en 2022 del match por el título mundial. Y el presente la encuentra esta semana…

Buenos Aires vive una semana como la capital sudamericana del ajedrez

Buenos Aires respira ajedrez en sus clubes, en las plazas y en las escuelas. Su tradición e historia están intrínsecamente relacionadas con este “juego-ciencia” tan misterioso como atrapante. El futuro le tiene reservado otra cita gloriosa: ser sede en 2020 o en 2022 del match por el título mundial. Y el presente la encuentra esta semana como la capital sudamericana del ajedrez, con un Magistral de categoría XIV, un torneo para buscar norma de gran maestro y el Festival Sudamericano de la Juventud, con 524 jóvenes que compiten entre las categorías Sub 8 y Sub 18. Una auténtica fiesta de los trebejos.

Mirá también

El Palacio de Aguas Corrientes es un monumento a la belleza. Lo saben bien quienes pasan por la manzana comprendida entre avenida Córdoba, Riobamba, Viamonte y Ayacucho. Pues bien, en sus salones de la planta baja se llevará a cabo hasta el miércoles 11 la tercera edición del Magistral Szmetan Giardelli, el más importante de Sudamérica, en homenaje a dos maestros internacionales que supieron defender los colores argentinos en Olimpíadas.

En la primera jornada del fortísimo torneo, con un promedio de 2.552 puntos de ELO, hubo tres partidas con ganadores con blancas: el peruano Julio Granda (2644) derrotó a Sergio Slipak (2384), el chileno Cristóbal Henríquez Villagra (2593) superó al brasileño Yago De Moura Santiago (2479) y Alan Pichot (2598), ex campeón mundial Sub 16, batió al multicampeón argentino Pablo Ricardi (2493).

En la primera rueda del Magistral de ajedrez Szmetan-Giardelli, el peruano Julio Granda derrotó a Sergio Slipak (primer plano) y entablaron Diego Flores-Sandro Mareco (detrás).

Y hubo tres tablas: Diego Flores (2608)-Sandro Mareco (2634), Neuris Delgado Ramírez (Paraguay; 2628)-Federico Pérez Ponsa (2566) y Alejandro Hoffman (argentino que juega con bandera uruguaya; 2441)-Rubén Felgaer (2560).

“Es súper importante jugar este torneo altamente competitivo en el país, porque nos permite competir en el primer nivel sin tener que viajar al exterior e invertir dinero. Y ademàs ayuda a la difusión del ajedrez”, le dijo Mareco a Clarín.

Mirá también

En la misma sede, se disputa un torneo pensado para conseguir una norma de gran maestro, con la participación de los GMs Andrés Rodríguez (Uruguay), Diego Valerga, Jaime Sunye Neto (Brasil) y Ariel Sorin, y de maestros internacionales como Sebastián Iermito, Mario Villanueva y Marcelo Tempone, ex campeón mundial cadete en 1979.

Ambos torneos se juegan de lunes a viernes a las 18, el fin de semana a las 16 y la ronda final, el miércoles 11, desde las 11. La entrada libre y gratuita es por Viamonte 1951, previo permiso en vigilancia con DNI.

El tablero de ajedrez, en el Festival Szmetan-Giardelli 2019.

Claro que hay ajedrez del bueno también en Núñez, porque en el Polideportivo León Najnudel del CeNARD comenzó el Festival Sudamericano de la Juventud, con 156 jóvenes argentinos compitiendo sobre los tableros en seis categorías: Sub 8, 10, 12, 14, 16 y 18. La afluencia de jugadores de otros países llevó al récord de extranjeros (368) en las 16 ediciones de esta competencia.

Impacta observar las mesas prolijamente acomodadas sobre el habitual lugar de entrenamiento de seleccionados argentinos de básquetbol o handball, por ejemplo. Y admirar el silencio con tantos pibes y pibas pensando sobre los tableros.

Impactante. Las mesas de ajedrez del Festival Sudamericano de la Juventud, ordenadas en el Polideportivo León Najnudel del CeNARD.
Foto: Gentileza Eugenia Alegre

Atrás quedó el ruido de los bombos y redoblantes de las hinchadas de cada país en el desfile inaugural, el domingo, cuando Candela Francisco Guecamburu (Sub 14) portó la bandera nacional, Ilan Schnaider (Sub 8) llevó la de la FIDE y Anapaola Borda Rodas (Sub 18), la del Comité Olímpico Argentino.

Mirá también

Argentina vuelve a organizar un Festival Sudamericano después de 12 años y hasta ahora había habido acción sólo en suelo entrerriano: Colón 2005, Paraná 2006 y Federación 2007. Esta vez le tocó a Buenos Aires para afianzar su protagonismo en la geografía del ajedrez internacional.

Luego de las dobles rondas de este lunes, miércoles y jueves, cada campeonato se definirá el viernes, desde las 9.30. La delegación nacional le apunta a pelear el primer puesto a los productos de la talentosa escuela peruana. Y tiene varios baluartes en quienes confiar.

Ilan Schnaider, el número uno Sub 8 del ajedrez mundial.
Foto: Gentileza Eugenia Alegre

Schnaider, por caso, es el campeón panamericano Sub 8 y el número uno del mundo en su edad. Los hermanos Francisco (10) y Joaquín Fiorito (12), hijos del maestro internacional Fabián Fiorito, apuntan fuerte, así como las hermanas Abril y Belén Sánchez (12). Francisco Guecamburu fue campeona panamericana Sub 12 en 2018 y es subcampeona panamericana Sub 14. Y entre los Sub 18 se encuentran los primeros preclasificados Tomás Kapitanchuk y Borda Rodas.

Buenos Aires respira ajedrez esta semana, gracias al poder de los grandes maestros en un Magistral de elite y a la fuerza del pensamiento y razonamiento de los jóvenes. Todos encuentran sobre el tablero una forma de expresarse. Y cuando la batalla se acaba, el silencio se transforma en confraternidad. Como debe ser.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *