Cristina: “Si esto no es lawfare, ¿qué es?”

La vicepresidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner, se presentó a declarar en Comodoro Py y denunció una “feroz e inédita persecusión” judicial contra ella. Además, acusó a los jueces a cargo de sus causas por difundir escuchas ilegales, y cuestionó a los medios de comunicación que las difundieron “cual circo”. En el marco de la causa…

Cristina: “Si esto no es lawfare, ¿qué es?”

La vicepresidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner, se presentó a declarar en Comodoro Py y denunció una “feroz e inédita persecusión” judicial contra ella. Además, acusó a los jueces a cargo de sus causas por difundir escuchas ilegales, y cuestionó a los medios de comunicación que las difundieron “cual circo”.

En el marco de la causa por irregularidades en la obra pública de Santa Cruz, la ex presidenta acusó al Gobierno de Mauricio Macri de tener una “mesa judicial”. “Así es el gobierno que se va: tenía una mesa judicial donde hasta decidían quién iba preso, quién no iba preso, a qué empresario había que retar para sacarle la empresa o para que hablen a los medios, y después, cuando se enojaron con más empresarios, fueron por más”, analizó.

Fernández sostuvo que existió un “plan” que “fue creado para una feroz e inédita persecusión contra quien fuera presidenta de la República durante dos períodos consecutivos, por el voto popular”.

“Soy jefa, no miembro, jefa de cuatro asociaciones ilícitas. La verdad, no sé cómo tuve tiempo para gobernar este país, porque me la pasaba armando asociaciones ilícitas“, ironizó la actual senadora, y agregó: “Hasta eso se llegó: a que jueces me tomen indagatoria sin tener ningún elemento de prueba en los expedientes”.

“Yo estuve dos años sin fueros, por voluntad propia decidí no tener fueros. Ya estaba en marcha la causa Hotesur, y la causa dólar futuro, que fue hecha unos días antes. Es más: el juez Julián Ercolini dijo ‘no le vamos a aplicar la preventiva porque no hay peligro de fuga’ por asociación ilícita. Y no la dictó. Pero bastó que fuera electa senadora para que me bajaran la prisión preventiva, que obviamente no pudieron ejecutar porque yo tenía fueros”, siguió.

Y planteó: “¿Qué buscaba la construcción mediática del Gobierno? ‘No puede ir presa porque tiene fueros, Cristina no va presa porque se ampara en los fueros’. Todos sabemos que el Gobierno debe haber decidido, por alguna razón, que no le convenía, esos análisis que hacía la mesita judicial junto al Presidente. Hasta eso fue construido mediáticamente. Se pide prisión preventiva cuando no la pueden ejecutar. Durante dos años no hubo un solo fiscal o juez que la pidiera; bastó que tuviera fueros para que la pidan“.

Además, cuestionó que se hayan anunciado y difundido “cual circo” conversaciones privadas suyas con el ex ministro y actual diputado Oscar Parrilli en los medios de comunicación. “Hay programas de televisión que anuncian cual circo las conversaciones de Cristina y Oscar Parrilli sin que a ninguno de esta casa se les mueva un pelo, sobre todo teninendo en cuenta que esas conversaciones dependen de ustedes, de los jueces de Comodoro Py”, acusó.

“A nadie se le ocurrió decir ‘Pero cómo, no se puede permitir que un periodista difunda escuchar ilegales por los medios de comunicación’. A este grado de anormalidad institucional hemos llegado: los jueces responsables de las escuchas ilegales, que se difunden mediáticamente por los mismos comunicadores sociales que son a los que esos jueces fundamentan las condenas, procesamientos y prisiones preventivas. Esto, si no es lawfare, ¿qué es?“, preguntó.

En esta línea, enfatizó: “Bastó con que este gobierno saliente y Comodoro Py se hiciera cargo de la causa para que se conociera lo que yo charlaba con Parrilli acerca de cuestiones que no tienen nada que ver con las causas que se tratan en este edificio. ¿Eso no es lawfare? ¿Eso no es persecusión a alguien por haber sido presidenta? Y ni hablar de la persecusión a mis hijos, que cometieron un delito terrible: ser los hijos de Néstor y Cristina Kirchner”.

“Se la pasaron buscando la ruta del dinero K. No, no. El dinero de la sucesión, de los plazos fijos que habíamos convertido en dólares, no estaba en ningún paraíso fiscal ni a nombre de testaferros, estaba a nombre de mi hija, una de las herederas, en una caja del Banco Galicia, un banco nacional. Por eso, pudo explicar que el dinero no había salido de la caja durante años, que estaba declarado en las declaraciones juradas mías y de Néstor”, explicó, en referencia a las acusaciones que se hicieron contra Florencia Kirchner sobre su supuesta participación en una asociación ilícita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *