Boca, la historia de Jeremías y un golazo de acá a La Habana

Jeremías Care la pelea desde el primer día. La vida quiso que este nene, primer hijo de Sabrina y Demian, naciera con parálisis cerebral y síndrome de West, una patología poco frecuente que se asimila a la epilepsia, y que junto con sus papás tuviera que luchar contra todos los obstáculos en pos de una…

Boca, la historia de Jeremías y un golazo de acá a La Habana

Jeremías Care la pelea desde el primer día. La vida quiso que este nene, primer hijo de Sabrina y Demian, naciera con parálisis cerebral y síndrome de West, una patología poco frecuente que se asimila a la epilepsia, y que junto con sus papás tuviera que luchar contra todos los obstáculos en pos de una mejor calidad de vida.

La ausencia de alternativas médicas en nuestro país para aliviar los padecimientos del nene hizo que, en 2012, la familia se trasladara a La Habana en busca de una esperanza. Lo que encontraron en Cuba fue más que eso: tras el primer período de rehabilitación (“que dura 28 días por módulo y arranca cuando Jere se despierta y termina cuando se duerme a la noche, con estudios profundos y una terapia personalizada”, cuenta su mamá), el nene consiguió agarrar objetos, sentarse y controlar la saliva. Después vino el primero de los viajes a China, para un tratamiento con células madre tras el cual las convulsiones, que eran diarias, se redujeron hasta casi desaparecer, y a seguir remándola día tras día.

Jeremías con su familia y la foto con Carlos Tevez.

Desde siempre, la solidaridad de la gente e incluso campañas de distintos planteles del fútbol argentino hicieron posible que la familia obtuviera los fondos para costear viajes y tratamientos. Hoy, Jeremías debe volver a Cuba porque tras una operación de la cadera perdió la movilidad de una pierna y siente intensos dolores. Y para poder hacerlo, en el camino de Sabrina apareció Boca Juniors. “En la familia la única que es fanática de Boca es Nadia, la abuela de Jeremías. Pero un día estaba viendo por televisión a Daniel Angelici y sentí que era una persona que podía ayudarme. Conseguí su número a través de la periodista Fernanda Iglesias, lo llamé y hoy no puedo sino emocionarme por todo lo que nos dio el club. Nos cayó del cielo una bendición”, le cuenta Sabrina a Clarín.

Mirá también

En efecto, a través de la fundación Boca Social se reunió el dinero necesario para que los cuatro (ahora se suma Cataleya, de 2 años) se internen en Cuba para que Jeremías pueda tratarse nuevamente. El martes por la noche, en una fiesta en la que estuvieron los dirigentes del club, la familia y estrellas del plantel como Tevez, Benedetto, Nandez, Marcone, Ábila e Izquierdoz, se concretó la donación y en los próximos días la familia se embarcará con destino al Aeropuerto Jose Martí de la isla.

Christian Gribaudo, secretario general de Boca, le entrega a Jeremías una camiseta autografiada por el plantel.

“Desde Boca nos parece muy importante acompañar causas sociales. Creemos que el club debe tener una fuerte implicación social y promover valores como la solidaridad, por eso nos da mucho placer acompañar situaciones como la de Jeremías. Agradezco además el compromiso de nuestros jugadores que vinieron al club un martes a la noche y aportaron a la causa”, explicó Christian Gribaudo, secretario general del club y precandidato a presidente en las elecciones de fin de año por el oficialismo.