Peugeot suspendió 2.000 empleados por la crisis de las ventas en el rubro automotriz

Afectada por una persistente caída de las ventas, la automotriz Peugeot suspendió por dos meses a 2.000 trabajadores de la planta ubicada en la ciudad bonaerense de El Palomar, en un contexto de crisis que golpea fuerte al sector automotriz y afecta a más de 7.000 operarios en todo el país. La medida tomada por…

Peugeot suspendió 2.000 empleados por la crisis de las ventas en el rubro automotriz

Afectada por una persistente caída de las ventas, la automotriz Peugeot suspendió por dos meses a 2.000 trabajadores de la planta ubicada en la ciudad bonaerense de El Palomar, en un contexto de crisis que golpea fuerte al sector automotriz y afecta a más de 7.000 operarios en todo el país.

La medida tomada por Peugeot es apenas un indicador de la crítica situación que enfrenta el sector, con cierres, despidos, suspensiones y adelantamiento de vacaciones y que en general está trabajando a sólo una cuarta parte del potencial, según cifras del Indec.

También esta semana, la fábrica de carrocerías de colectivos Metalpar cerró la planta que tenía en el partido de San Martín y echó a 600 empleados, entre operarios, personal de limpieza y seguridad. La fábrica de cristales Pilkington despidió a 13 trabajadores que estaban de vacaciones a raíz de la merma en las ventas y el elevado stock de mercaderías.

En el caso de la multinacional francesa, Peugeot, las suspensiones corresponden a la planta ubicada en el oeste bonaerense, que se mantendrá inactiva hasta fines de abril. Según el portal Infogremiales, Peugeot justificó las suspensiones en la caída de las ventas en el mercado interno y como consecuencia de una importante acumulación de stock.

Durante los dos meses de suspensión, los trabajadores percibirán el 75% de sus haberes, a partir del acuerdo que alcanzaron la empresa y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) seccional Tres de Febrero.

En Córdoba, un polo importante para la industria automotriz, también habrá suspensiones, aprovechando además los feriados de carnaval y abonarán sólo el 75% de los salarios.

Fuentes sindicales señalaron a la agencia Noticias Argentinas que las compañías tienen stock para cinco meses, producto de la caída de las ventas al mercado interno y exportaciones.