El ciclo lectivo no arranca por el paro de 72 horas y habrá clases sólo en 7 provincias

A falta de acuerdo salarial el ciclo lectivo 2019 no tendrá inicio normal en 17 provincias. Desde el escenario de conflicto se pone en marcha en esta jornada el paro por 72 horas que decretó la Ctera, con lo cual solo Neuquén, Misiones, Mendoza, Chubut, Santiago del Estero y la Capital Federal cumplirán el calendario…

El ciclo lectivo no arranca por el paro de 72 horas y habrá clases sólo en 7 provincias

A falta de acuerdo salarial el ciclo lectivo 2019 no tendrá inicio normal en 17 provincias. Desde el escenario de conflicto se pone en marcha en esta jornada el paro por 72 horas que decretó la Ctera, con lo cual solo Neuquén, Misiones, Mendoza, Chubut, Santiago del Estero y la Capital Federal cumplirán el calendario escolar desde el arranque. Para el caso de la provincia de Buenos Aires, como anticipó BAE Negocios, desde el frente gremial que representa a maestros y profesores dejaron trascender que cumplida la huelga y de haber un encuentro entre las partes la semana próxima, existen chances para sellar un acuerdo. Sin perjuicio de que desde la administración bonaerense remarcaron que el incremento por inflación para este año y un adicional del 5% a fin de año es la última oferta que concretarán ante los gremios.

El paro de la Ctera incluye una movilización a Plaza de Mayo, “en defensa del sistema previsional docente”, la medida de fuerza continuará mañana y se extiende el viernes en adhesión al paro nacional de mujeres.

Ctera insiste en reclamar que el Gobierno convoque la paritaria nacional que anuló por decreto

“Nos pronunciamos exigiendo la paritaria nacional docente, exigiendo el cumplimiento de una ley que el Gobierno intenta desconocer por un decreto”, resaltó a Crónica HD la secretaria general de la Ctera, Sonia Alesso. En tanto desde Sadop, que representa a 70.000 trabajadores de la educación privada confirmaron a este diario su adhesión al paro nacional del sector.

La exigencia docente para reactivar la paritaria nacional es un choque frontal con la estrategia de la administración Cambiemos que al eliminar esa instancia, privilegiando los acuerdos provincia por provincia, trasladó el valor referencial de la puja bonaerense, pulseada que viene con abundante condimento político, sobre todo porque en los últimos años la administración Vidal apuntó a los sindicatos como eje del kirchnerismo, y no a título de metáfora sino reclamando que asumieran dicha condición como lo expresaron funcionarios y la propia gobernadora provincial.

El Frente de Unidad Docente Bonaerense trazó como meta recuperar la pérdida de poder adquisitivo en 2018 que estiman en el 15%, remarcando que durante ese año la provincia fijó la mejora de sueldos en forma unilateral. La administración bonaerense en tanto ofreció aumentar salarios de este año respecto a la base al índice oficial de inflación y sumar un 5% más en diciembre.

Sobre senda ya recorrida no sorprendió que el ministro de Educación provincial, Gabriel Sánchez Zinny, asegurara que si bien continuará el diálogo con los docentes se descontarán los días a quienes adhieran a la medida de fuerza decretada. Ante la consulta de este medio el titular de Udocba, Miguel Díaz, consideró que más allá de la adhesión a la huelga el frente sindical mantiene su actitud “abierta al diálogo” sin perjuicio de resaltar que esa decisión no altera una certeza para los sindicatos la cual se expresa en que “este Gobierno ha hecho una política de desinversión en las escuelas estatales. Para dar un ejemplo el año pasado a partir de la explosión en el establecimiento educativo de Moreno, todo el distrito estuvo tres meses sin clases”.