Desplome de la actividad industrial en todos los rubros: la maquinaria agrícola cayó 90%

La actividad industrial registró un nuevo desplome durante enero: cayó 10,8% interanual, con todos los sectores en franco deterioro. Con el consumo en retracción, la construcción en números negativos por una obra pública con el freno de mano puesto y un Brasil que requirió menos autos, por el lado de la demanda ningún driver ofreció…

Desplome de la actividad industrial en todos los rubros: la maquinaria agrícola cayó 90%

La actividad industrial registró un nuevo desplome durante enero: cayó 10,8% interanual, con todos los sectores en franco deterioro. Con el consumo en retracción, la construcción en números negativos por una obra pública con el freno de mano puesto y un Brasil que requirió menos autos, por el lado de la demanda ningún driver ofreció incentivos a producir. Las altas tasas de interés y el efecto de los tarifazos sobre el salario hacen prever que las mediciones de febrero no se encontrará un repunte.

Ahí se destacaron las caídas de la textil, de 27,9%; de maquinaria y equipo, que reflejó el pésimo momento de la inversión, con una contracción de 42,8% (la maquinaria agrícola tuvo un desplome insólito de 90,3%); también alimentos y bebidas reflejó la merma del consumo y mostró un deterioro de 2,2%. La siderurgia volvió a caer, esta vez 22,9%. Los autos dieron un negativo de 18%, por Brasil y por el escaso consumo. Todas muestras de una realidad generalizada.

Un dato brindó matices al panorama fabril desolador y fue que la comparación libre de estacionalidad contra diciembre marcó una mejora de 4,6%. Ese indicador sirve para ver si existen indicios de que la caída de la industria pudo haber tocado su piso. Es decir, no niega que los niveles de producción estén en su peor nivel de la era Cambiemos pero sí empieza a plantear la posibilidad de que la caída se detenga.

Con la inflación afectando al consumo, en febrero no habría mejorado la actividad fabril

Sin ir más lejos, el secretario de Política Económica, Miguel Braun, celebró los números del Indec publicados ayer. “Buenos datos intermensuales de industria”, dijo. La declaración generó polémicas y hay discusión entre analistas.

Algunos se muestran ilusionados respecto a que haya llegado el piso. Pero para muchos las palabras de Braun tienen dos problemas: por un lado, celebra una cuestión estadística en un contexto productivo que muestra un deterioro inédito desde la salida de la convertibilidad. En ese sentido, la consultora Radar destacó que los niveles de producción están en su peor punto desde el 2006. Por otro lado, dicen, una golondrina no hace verano.

El economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman, afirmó: “Enero no es piso. Tal vez sí el primer trimestre. Pero no enero porque en febrero se acelera la inflación y los salarios en general siguen en los mismos niveles. Así es difícil que haya repunte”. El informe del IPI publicado ayer por el Indec mostró que los propios industriales se muestran descreídos frente a la posibilidad de un repunte: el 89,4% no cree que la demanda interna vaya a mejorar en febrero-abril. Y el 73,1% no espera que sus exportaciones crezcan en ese período.

El economista del Grupo Fenix, Haroldo Montagu, dijo: “El año pasado ya hubo meses con variaciones desestacionalizadas positivas, como octubre, y luego la caída continuó. Si no se hace un viraje importante de la política industrial y de la macro, nada permite pensar que algo vaya a modificarse”.

El economista Leandro Mora Alfonsín destacó dos cuestiones: que el índice de tendencia-ciclo dio un negativo de 0,3%, lo que todavía no permitiría afirmar que se toco piso, y que de todos modos eso no cambia que la realidad industrial tiene “sectores que están para atrás, como la industria láctea, que cayó 10,7%”.