A días de la cosecha, las lluvias vuelven a complicar a la soja

A sólo veinte días de que se inicie la cosecha de la soja, las lluvias del pasado fin de semana largo y las que se esperan para las próximas semanas complican nuevamente a la oleaginosa, que ya había recibido precipitaciones en enero pasado. Si se cumplen los pronósticos, el agua acumulada estará por arriba de…

A días de la cosecha, las lluvias vuelven a complicar a la soja

A sólo veinte días de que se inicie la cosecha de la soja, las lluvias del pasado fin de semana largo y las que se esperan para las próximas semanas complican nuevamente a la oleaginosa, que ya había recibido precipitaciones en enero pasado. Si se cumplen los pronósticos, el agua acumulada estará por arriba de los máximos para el mes de marzo.

Un informe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) advirtió que entre el sábado y martes último, la región núcleo acumuló 73 mm en promedio. Pero las lluvias que se vieron ayer y las que se esperan para hoy podrían acumular montos similares, con lo que se superarían los totales mensuales de marzo en solo 10 días. Además agregó que en el norte del país se pronostican mayores tormentas.

El director científico de la GEA, José Luis Aiello, adelanto que “la continuidad del Niño, el adecuado aporte de humedad desde el Atlántico y una dinámica atmosférica que genera frentes, permite pronosticar un escenario de lluvias por encima de lo normal durante el resto de la campaña”.

La noticia no es buena y más cuando las estimaciones para la región núcleo son de 20 millones de toneladas. Según la GEA, hay mucho “nerviosismo en los productores”, dado que los excesos de agua suelen “producirse en abril”, es decir que “se ha adelantado casi un mes”. Vale recordar que en 2016 se vieron 20 días casi constantes de lluvias y lloviznas que impactaron de lleno en la franja central y se cobraron 5,7 millones de toneladas de soja. Incluso el año pasado, tras la sequía histórica, el temporal de lluvias con altas temperaturas que se desarrolló desde el 10 de mayo produjo la germinación masiva sobre 6 millones de hectáreas, lo que ocasionó una pérdida de 2 millones de toneladas

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires coincidió en que el paso de un nuevo frente de tormenta, previsto para los próximos días, podría “agravar” la condición de excesos hídricos; aunque subrayó que “el mayor riesgo se focaliza en el marcado descenso térmico previsto a corto plazo en amplios sectores de la región bonaerense”. Las estimaciones oficiales pronostican una cosecha de 54 millones de toneladas.