En medio de las suspensiones, la producción automotriz cayó 16%

La producción automotriz alcanzó las 32.662 unidades en febrero y de esta manera registró una baja interanual del 16,4%, aunque en la comparación intermensual contra enero avanzó 120,6%. De acuerdo a los datos difundidos ayer por la Asociación de Fabricas de Automotores ( Adefa), mientras que las exportaciones se incrementaron en un 1% en relación…

En medio de las suspensiones, la producción automotriz cayó 16%

La producción automotriz alcanzó las 32.662 unidades en febrero y de esta manera registró una baja interanual del 16,4%, aunque en la comparación intermensual contra enero avanzó 120,6%.

De acuerdo a los datos difundidos ayer por la Asociación de Fabricas de Automotores ( Adefa), mientras que las exportaciones se incrementaron en un 1% en relación al mismo mes del año pasado, al llegar a 19.431 vehículos, las ventas a los concesionarios sumaron 30.404, lo que equivale a una baja del 58,8%, la mayor desde mayo del 2018 cuando el mercado se comenzó a desplomar tras el inicio de la corrida cambiaria.

“Atentos a la caída del mercado y su impacto en la industria, desde la entidad se monitorea la situación de manera permanente y se aguarda al cierre del primer trimestre para poder proyectar el comportamiento que tendrá el año”, advirtió Adefa en un comunicado. “Mientras tanto, se continúa trabajando de manera conjunta con el gobierno en medidas que contribuyan a mejorar las condiciones de competitividad y acceso a mercados de exportación”, añadieron en un parte de prensa.

El derrumbe del sector automotriz se ve reflejado en la realidad que atraviesan las empresas del sector que empezaron a suspender operarios: Fiat a 2.000, Renault a 1.500 y Honda a 900, según anunciaron las tres compañías en los últimos días. Sin embargo, ayer el ministro de producción Dante Sica le quitó dramatismo a la situación: “Con esta macro que empieza a equilibrarse y empieza a estar más estable se empezará a ver una recuperación de la actividad económica”, consideró el funcionario.

A contramano, el ministro Sica le restó dramatismo: “Se empezará a ver una recuperación”

Al observar la producción acumulada en el primer bimestre, totalizó 47.465 unidades, un 22,1% menos que en el mismo período del año pasado. Los automóviles se llevaron la peor parte con una baja del 41,7%, en tanto los utilitarios mejoraron 1,7%.

Por su parte, las exportaciones descendieron 9,5% si se suman los envíos de enero y febrero. El 65,2% tuvo como destino Brasil, seguido de Centroamérica con el 9,1%, Perú (8%), Chile (5,5%), Colombia (4,6%), Paraguay (2,3%), México (2%) y Ecuador (1%).

A su vez, las ventas a concesionarios mostraron una contracción del 56,3% en el bimestre.

Lejos del millón

Lo cierto es que estas cifras alejan el objetivo de llegar a un millón de vehículos producidos en el país para el 2023 anunciado por el propio presidente Mauricio Macri en marzo de 2017.

Según un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), el 2018 cerró con un volumen fabricado 16,5% inferior al de 2015, aunque con un incremento del 8,8% en las exportaciones.

Y si bien las ventas al mercado interno subieron 10,1% y los patentamientos 19,8% en tres años, la de los autos nacionales se hundió 46,8%, al tiempo que la de los importados escaló 33,3%, puntualizó el CEPA.

“Al analizar los datos laborales, se puede ver una pronunciada caída entre finales del año 2015 y el segundo trimestre de 2018”, señala el reporte, que precisa que “entre el segundo trimestre de 2015 y 2018 la pérdida de puestos laborales ascendió a 3.920, una reducción del 4,8% en la plantilla de personal”.