La suerte de Quiroga no preocupa en la Rosada

En la primera elección a gobernador del año, en la Casa Rosada no les preocupa tanto que el candidato de la alianza Cambiemos, Héctor “Pechi” Quiroga, pierda en Neuquén el próximo domingo como que el actual gobernador del Movimiento Popular Neuquino (MPN), Omar Gutiérrez, -con buena llegada al Poder Ejecutivo nacional- no logre su reelección…

La suerte de Quiroga no preocupa en la Rosada

En la primera elección a gobernador del año, en la Casa Rosada no les preocupa tanto que el candidato de la alianza Cambiemos, Héctor “Pechi” Quiroga, pierda en Neuquén el próximo domingo como que el actual gobernador del Movimiento Popular Neuquino (MPN), Omar Gutiérrez, -con buena llegada al Poder Ejecutivo nacional- no logre su reelección ante un eventual triunfo del postulante de Unidad Ciudadana, Ramón Ríoseco.

Cualquiera sean los números que tomen por ciertos en Bolívar 1, en todas las encuestas, el intendente de la capital neuquina queda tercero, razón por la que el presidente Mauricio Macri decidió no pegarse a la figura del dirigente radical. Sólo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, se arrimó a darle una muestra de apoyo, además de un puñado de referentes del radicalismo. “No queremos que la derrota de Pechi sea la nuestra”, soltó una fuente del Gobierno nacional.

Ni el actual mandatario de la provincia patagónica, ni en la administración central ocultan el buen vínculo que hay desde que Macri llegó a la presidencia, al punto que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, habló al menos una vez con Guitérrez en los últimos días, preocupado por la posibilidad de que el candidato que apoya el kirchnerismo se imponga en los comicios y, no sólo desbanque al MPN, que gobierna la provincia petrolera desde 1962, sino que además le regale una primera victoria a la ex presidenta Cristina Fernández, quien participó activamente de la campaña.

El gobernador neuquino aseguró al jefe de ministros que no hay riesgo de que pierda, algo que en el Ejecutivo nacional corroboran con encuestas, que muestran a Guitiérrez primero, tres o cuatro puntos arriba de Rioseco, lo que causó alivio entre los principales funcionarios macristas.