Macri hizo su reaparición en el Gabinete y transmitió que no hay preocupación

Con una suba de dólar récord durante el macrismo, el Gobierno se toma el tema con calma y “no encuentra una causa de preocupación” por la dispara de la moneda. Después de la reunión de gabinete en la Casa Rosada, el ministro de Trabajo y Producción, Dante Sica, intentó restarle importancia a la escalda de…

Macri hizo su reaparición en el Gabinete y transmitió que no hay preocupación

Con una suba de dólar récord durante el macrismo, el Gobierno se toma el tema con calma y “no encuentra una causa de preocupación” por la dispara de la moneda.

Después de la reunión de gabinete en la Casa Rosada, el ministro de Trabajo y Producción, Dante Sica, intentó restarle importancia a la escalda de la divisas, la cual atribuyó a los feriados de Carnaval, durante lunes y martes, y a “algunos movimientos externos”.

Lo más llamativo de las declaraciones del funcionario fue que aclaró que desde el Gobierno no encuentran “causa de preocupación” respecto del tipo de cambio porque, según indicó, “hay una política cambiaria definida dentro de los márgenes de intervención del Banco Central“.

En una rueda de prensa en el salón de los Pueblos Originarios, Sica insistió en que “no ven inconvenientes” con el dólar. El encuentro de ayer del gabinete fue el primero de la semana. Más temprano, el presidente Mauricio Macri había compartido una reunión con los funcionarios porteños junto al intendente Horacio Rodríguez Larreta.

Más inflación

La inflación es una preocupación en la Casa Rosada pero también tienen una mirada optimista. “Iremos haciendo trabajos (junto con la Secretaría de Comercio Interior) para ir suavizando los precios para los próximos meses”, garantizó Sica. Las principales encuestadoras hablan de una suba de 4% en febrero.

“La inflación está por encima de lo que estábamos esperando”, reconoció el funcionario al vincular las subas al impacto de las tarifas y al precio de la carne. “Siempre en la carne hay una suba estacional en los primeros meses del año y después tiende a equilibrarse. En este trimestre fue mayor porque teníamos un atraso de la carne con respecto a la evolución de los otros precios”, argumentó el ministro.

Con respecto a la actividad industrial y la construcción que cayeron fuerte -10,8% y 15,7% respectivamente-, el Gobierno buscó contrarrestar esos datos al remarcar que “otros indicadores están subiendo”, como el acero y el cemento. El mensaje de optimismo fue trasmitido por Sica: “Con esta macro que empieza a equilibrarse y empieza a estar más estable se empezará a ver una recuperación de la actividad económica”.

En tanto, la crisis en la industria automotriz es adjudicada por el macrismo a un “doble efecto”: la desaceleración de la demanda en la segunda parte del año pasado y la acumulación de stock. “Eso hizo que la plantas estén paradas”, argumentó el ministro de Producción.

Pese a las suspensiones en Peugeot y Renault (con un total de 3.000 empleados afectado), el Ejecutivo ve el lado positivo a la situación de las empresas, como el aumento de las exportaciones a Brasil. “Nuestra expectativa es que vayan disminuyendo las suspensiones cuando se venda el stock y se pongan en línea los proyecto de de inversión”, concluyó el funcionario luego de participar de la reunión de Gabinete.