8M: La lucha feminista que se hizo sentir.

Ayer paramos: en las casas, en las ferias, en las fábricas, en las universidades y en todos los lugares de trabajo; en las economías populares y en los trabajos precarizados; en las calles y en las comunidades y en el campo. Paramos en todos los lugares y ampliamos una vez más el paro. 8M en…

8M: La lucha feminista que se hizo sentir.

Ayer paramos: en las casas, en las ferias, en las fábricas, en las universidades y en todos los lugares de trabajo; en las economías populares y en los trabajos precarizados; en las calles y en las comunidades y en el campo. Paramos en todos los lugares y ampliamos una vez más el paro.

8M en General Pico

También paramos contra la familia heteropatriarcal y el confinamiento doméstico, contra la explotación de nuestros territorios, contra el abuso sexual de los machos en posiciones de poder, contra los femicidios y travesticidios, contra la criminalización de lxs migrantes, contra la clandestinidad del aborto, contra la justicia patriarcal, contra el empobrecimiento, el ajuste y el endeudamiento sistemático , contra el racismo, contra los fanatismos religiosos y la moralización de nuestros deseos. Porque paramos contra las estructuras y los mandatos.

En el día de ayer realizamos por tercer año consecutivo el “Paro Internacional de Mujeres, Lesbianas, Trans y Travestis” en todo el mundo nos movilizamos para hacer escuchar nuestros reclamos.

8M en Santa Rosa.

En Santa Rosa, La jornada inició a las 18 horas en la escuela 1 dónde comenzó con la intervención de “Bancá Intervenciones Callejeras” de la que participaron una gran cantidad de mujeres, la actividad consistió en caminar en fila desde el colegio a la plaza vestidas de negro y portado carteles con las caras de los y las senadores que votaron en contra de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo el pasado 8 de agosto. La misma finalizó en la plaza San Martín a las 18:30 horas con la pegatina de fotos de las y los senadores alrededor del monumento.

La actividad finalizó con una masiva marcha que inició en la plaza San Martín sobre la calle Gil, continuó por Avenida San Martín hacia Avellaneda, pasando por la catedral hacia la calle lagos y volviendo de nuevo por Gil en sentido de a avenida San Martín hacia la Casa de Gobierno, rodeando la rotonda y finalizando nuevamente en la Plaza.

De la jornada participaron diferentes agrupaciones sindicales, políticas y ONGs pero se observó en su gran mayoría la presencia de concurrentes de manera independiente.

A continuación uno de los discursos leídos en la plaza
principal, antes de dar inicio a la marcha:

  “Otro 8 de marzo y otro paro nos
encuentra juntas, vivas, disidentes y en las calles. Se siente la potencia de
esta lucha que no busca otra cosa que la liberación. Nos hacemos sentir y por
eso atacan con más saña. Cada 28 horas una vida, una de las nuestras siempre.

Esta es una lucha que
nos hermana, pero que sobre todo nos interpela: ¿contra qué estamos batallando?
¿Quiénes son los que nos matan? ¿Quiénes los que nos explotan y nos roban?

Esta lucha es contra
todos los sistemas de opresión. Es contra el patriarcado, contra el
neoliberalismo, contra el colonialismo. Es contra el racismo y el biologicismo.
Contra toda hegemonía, contra toda norma que nos violente.

Esta lucha es por las
niñas obligadas a parir, por las mujeres y varones trans. Es por una Salud
Pública que nos respete y nos garantice calidad. Exigimos aborto legal.

Luchamos por una salud
integral. Exigimos al gobierno provincial que adhiera urgente a la ley nacional
de salud mental.

Luchamos por la
educación pública. Porque queremos llegar a la universidad. Esta lucha es por
la verdadera y obligatoria implementación de la Educación Sexual Integral.

Esta lucha es contra
la exclusión de las Travas. Por una verdadera inclusión, por trabajo y
educación. Porque al ropero y al calabozo no volvemos más. Exigimos políticas
con perspectiva disidente, porque señora: nos matan a las travas en la cara de
la gente. Porque no aceptamos más que nos condenen a la prostitución. Porque
esta provincia nos abandona en las rutas y ya no toleramos más ser sus putas.

Nuestra lucha es
contra el sistema prostituyente. Contra los Rogers, los Bravo y los Cabak.
Contra el peronismo cómplice.

Nuestra lucha es
contra la cultura de la violación. Exigimos la banca del Diputado Perelló.
Exigimos justicia para quien fue víctima del Senador Marino. Nuestra lucha es
contra el radicalismo cómplice.

Nuestra lucha es
contra todas las estructuras partidarias que sostienen la asimetría en el
ejercicio del poder. Exigimos la ley de paridad, pero también un sistema
político en el que todas las identidades estén presentes y representando.

Nuestra lucha es por
las presas que pagan con su libertad el negocio de la inseguridad. 7 de cada 10
mujeres presas en nuestro país no tiene condena firme. Son inocentes, pero
igual las mantienen cautivas. La mayoría están detenidas por delitos no
violentos: transporte o tenencia simple de drogas. No son mulas, son las empobrecidas,
las víctimas descartables de los gobiernos y los narcos. Son las que hoy no
están acá. Son las de la Unidad 13. Por ellas, también vamos a gritar.

Luchamos por la
libertad de las presas políticas: Milagro Sala, Mirta Guerrero, Mirta Aizama,
Graciela López, Gladys Díaz, Patricia Cabanna, Adriana Condori, María Condori.

Nuestra lucha es por
las originarias, las indias, las indigenas, las hermanas que nunca dejaron de
defender la tierra, de recuperar la cultura. Moira Millán y tantas otras
perseguidas por el sistema políticojudicial. En sus rostros pretenden
disciplinar a los pueblos que exigen autodeterminación. Lo mismo ocurre con
crudeza en toda América Latina. Por eso nos declaramos Plurinacionales, porque
las venas abiertas siempre son las nuestras.

Luchamos por las
realidades de nuestros barrios. Para terminar con el abandono y la desidia del
gobierno municipal y el oportunismo del gobierno provincial.

Exigimos espacios de
acompañamiento para mujeres y niñes en situación de violencia. Exigimos
presupuesto para políticas de prevención. 11 pesos nos dio la Nación, 367 la
provincia y 0 la Municipalidad. Lo poco que se presupuestó es para cubrir
salarios y los muebles de las oficinas. Y acá, hace 6 meses, mataron a una
piba, se llamaba Flavia Fernández y nadie se hizo responsable.

Luchamos porque las
mujeres del Barrio Rio Atuel están perdiendo sus casas, están viviendo en la
podredumbre de las cloacas reventadas. Sus hijos e hijas juegan sobre la
mierda, porque la infancia sigue siendo un privilegio. Muchas están
desocupadas. Muchas sostienen merenderos para paliar el hambre y la desigualdad
que generan los gobiernos. ¡Exigimos respuestas urgentes!

Nuestra lucha es por
el acceso a la justicia, a una que no sea clasista, racista y patriarcal. Por
una en la que los empresarios violadores no gocen de total impunidad ¡Que
busquen y encuentren a Eduardo “Chino” Ross ¡Ya!

Y porque no olvidamos,
exigimos justicia para nuestras compañeras, víctimas de delitos sexuales,
durante la última dictadura militar.

Luchamos porque mujer
no significa madre, porque mujer no significa esclava, porque mujer no
significa presa, porque mujer no significa heterosexual.

Porque Mujer,
lesbiana, Trava, Trans son identidades políticas que van a tener que respetar.

Luchamos todos los
días, despatriarcalizamos, ganamos autonomía, nos autogestionamos. Damos
cátedra, aún en las diferencias, logramos unidad.

Hoy nuestra
herramienta de lucha es el paro. Paramos porque a este sistema no lo bancamos
más. Porque nos queremos vivas, libres y gobernando.”

Paro Internacional de
Mujeres, Lesbianas Travestis y Trans, La Pampa.

8 de Marzo 2019. ”