Mucha nieve, un grito agónico y el casi gol más increíble: el alocado partido entre Hannover y Bayer Leverkusen

Aunque no hubiera nevado, el partido ya hubiera sido emocionante. Pero en el agónico 3 a 2 de Bayer Leverkusen a Hannover 96 también nevó. Y los copos –como de algodón– cayeron fuerte: el campo de juego se tiñó de blanco y hubo que detener el reloj para que limpiaran el césped. Pero la imagen…

Mucha nieve, un grito agónico y el casi gol más increíble: el alocado partido entre Hannover y Bayer Leverkusen

Aunque no hubiera nevado, el partido ya hubiera sido emocionante. Pero en el agónico 3 a 2 de Bayer Leverkusen a Hannover 96 también nevó. Y los copos –como de algodón– cayeron fuerte: el campo de juego se tiñó de blanco y hubo que detener el reloj para que limpiaran el césped. Pero la imagen del encuentro, y del fin de semana en el fútbol de Alemania, se la llevó Genki Haraguchi. El japonés se iba solito a festejar el gol pero no pudo con el jugador n° 12 del rival: la nieve.

Mirá también

En Alemania, los vientos y las intensas nevadas provocados por la tormenta “Eberhard” obligaron a suspender el servicio de trenes. Las autoridades atendieron este domingo casi un millar de incidentes relacionados con el mal tiempo. Y hasta fue cancelado un partido de la segunda división, entre Greuther Fürth y Dynamo Dresden, ya que las ráfagas superaban los límites recomendados por los especialistas. En ese contexto, que también aqueja a Bélgica y Holanda, se llevó a cabo el encuentro en Hannover.

El Leverkusen ya ganaba 2 a 0 a la media hora de acción, con un doblete de Kevin Volland, todo un respaldo para sus aspiraciones de ingresar a las copas europeas. Entonces llegó la jugada de la 25ª fecha de la Bundesliga, que insólitamente no terminó en gol.

Mirá también

El arquero Michael Esser rechazó la pelota hacia el campo rival. El despeje se elevó y cayó en el borde del área grande, donde el alemán Jonathan Tah y el finlandés Lucas Hradecky se confiaron ante el confuso pique. Lo aprovechó Haraguchi, que controló el balón, eludió al arquero y remató sin obstáculos visibles.

Julian Baumgartlinger (Leverkusen) transporta la pelota frente a Jonathas y Walace (Hannover). (Swen Pförtner / dpa / AFP)

Lo que no esperaba el japonés era que la nieve frenara su tiro. Pero lo imprevisto sucedió: la pelota naranja perdió velocidad y se frenó a centímetros de la línea de gol, antes de que Tah saliera jugando como si nada hubiera pasado. Increíble.

Mirá también

Debido a las fuertes nevadas, y tal vez con ese incidente como agravante, el árbitro Soeren Storks interrumpió el partido poco antes del entretiempo para permitir que una barredora marcara las líneas de mediocampo, las laterales y las del área (unos pequeños conos ayudaban a la visibilidad de la línea de fondo). Cinco minutos después, el juego se reanudó.

Ya en la segunda mitad, Hannover se recuperó en su búsqueda de salvarse del descenso. Primero, Haraguchi asistió y Jonathas descontó para el local, a los 6 minutos del complemento. Y a los 18, llegó al empate por un gol en contra de Mitchell Weiser.

Una fuerte nevada cayó durante el partido entre Hannover 96 y Bayer Leverkusen. (Swen Pförtner / dpa / AFP)

Sin embargo, Bayer Leverkusen encontró el triunfo sobre el final del partido: a 3 minutos del cierre, un cabezazo de Kai Havertz estampó el 3 a 2.

Debido a las fuertes nevadas, el partido entre Hannover y Bayer Leverkusen debió ser detenido y los trabajadores tuvieron que limpiar el césped. (Swen Pförtner / dpa / AFP)

Igual, faltaba la participación de otro invitado inesperado: el VAR. En tiempo de descuento, el sistema de videoarbitraje anuló el cuarto tanto del conjunto visitante, por una posición adelantada de Karim Bellarabi.

Newsletters Clarín

Mundo Messi | No le pierdas pisada al mejor jugador del planeta

Todas las semanas.

Recibir newsletter

Con este resultado, el Leverkusen (Lucas Alario se quedó en el banco de suplentes) suma 42 puntos y saltó al quinto puesto, que entrega un pase a la Europa League.

En cambio, Hannover se quedó con 14 unidades, a 5 del Stuttgart (jugaría el play-off con el tercero de la segunda división) y a 8 de la zona de salvación. Y aunque quedan nueve fechas, hasta el presidente del club ventiló su propia tormenta interna con el director deportivo. “El equipo está quebrado, mal formado y es un fracaso”, dijo en la semana Martin Kind.

Y si encima la nieve juega para el rival…

Con información de AP