Reclamo por cambios en el programa Incluir Salud.

Familiares de personas con discapacidad denuncian que a partir de un cambio en la operatoria de pago, transportistas comprendidos en el programa Incluir Salud no están cobrando sus servicios lo que lleva a que en algunos casos estos sean interrumpidos. El problema surge a partir de la resolución N° 453/18 de la Agencia Nacional de…

Reclamo por cambios en el programa Incluir Salud.

Familiares de personas con discapacidad denuncian que a partir
de un cambio en la operatoria de pago, transportistas comprendidos en el
programa Incluir Salud no están cobrando sus servicios lo que lleva a que en
algunos casos estos sean interrumpidos.

El problema surge a partir de la
resolución N° 453/18 de la Agencia Nacional de Discapacidad, que trasladó la
responsabilidad de monitoreo y pago a las distintas provincias en las que se
encuentran los beneficiarios de dicho programa. Al cambiar la incumbencia, cada
provincia implementa esta tarea de la manera que le parece más adecuada.



Esto ha hecho que muchos transportistas no hayan cobrado aún por sus servicios
y, en consecuencia, los haya cortado al ver que no tiene garantías de que ésta
vaya a ser remunerada en tiempo y forma. Desde las distintas prestadoras de
servicio manifestaron que las propuestas provinciales son insuficientes y las
condenan a la quiebra.

El
resultado de toda esta cadena es que miles de niños y adolescentes con
distintas discapacidades no han tenido accesos a transportes desde el comienzo
de 2019, cuando la norma entró en vigencia.

Pablo
Molero, responsable de la Comisión de personas con discapacidad del Arzobispado
de Buenos Aires, manifestó “esto ha
generado un modelo de contratación distinto del que tenían pensado los
transportistas, con diversidad de propuestas según la provincia, con un arancel
que ya no es fijado a nivel nacional, sino que cada provincia propone algo
distinto. Entonces, si lo que era el kilómetro pagado a nivel nacional no era
suficiente para los transportistas, las propuestas que les están haciendo
tampoco les cierra. Esto está generando que muchos transportistas ya no quieran
llevar a personas con discapacidad que tienen una pensión no contributiva. Esto
recién ahora empieza a mostrarse mejor porque abrieron los centros de día, las
escuelas, algún tipo de atención paraba durante las vacaciones y ahora esto
está empezando a conocerse más o a mostrar la situación.Esto es grave porque la
gente no está pudiendo ir a los lugares donde se atendían porque alguno
transportistas no aceptan estas nuevas condiciones
”.