Confiado en lograr el armado de Cambiemos, el oficialismo porteño pone el foco en la gestión

Con elecciones unificadas y el horizonte puesto en el 22 de junio, el plazo previsto para la presentación de las listas de precandidatos de cara a las PASO, el oficialismo porteño confía en que, esta vez sí, logrará competir en las urnas del distrito con el sello de Cambiemos, y apuesta a reducir al mínimo…

Confiado en lograr el armado de Cambiemos, el oficialismo porteño pone el foco en la gestión

Con elecciones unificadas y el horizonte puesto en el 22 de junio, el plazo previsto para la presentación de las listas de precandidatos de cara a las PASO, el oficialismo porteño confía en que, esta vez sí, logrará competir en las urnas del distrito con el sello de Cambiemos, y apuesta a reducir al mínimo el tiempo de campaña para poner el foco en la gestión.

A pesar del poco movimiento visible en relación con el armado político en la ciudad de Buenos Aires, hay decisiones que ya están tomadas: la número uno es que Horacio Rodríguez Larreta irá por su reelección; la número dos, que si algún sector quiere ir a las PASO con precandidato propio, esa alternativa ya está de antemano contemplada, y la número tres, es que la actividad proselitista apuntará, en gran medida, a la mirada metropolitana.

La Jefatura de Gobierno, una docena de bancas de la Cámara de Diputados de la Nación, tres escaños en el Senado nacional, una representación en el Parlasur, 30 lugares en la Legislatura porteña y los comuneros conforman la amplia gama de opciones que estarán puestas sobre la mesa de negociación de la alianza oficialista, que reúne al PRO, a la Coalición Cívica-ARI, a Confianza Pública y a la UCR porteña.