La taquilla sigue al ritmo de los tanques y entroniza a Capitana Marvel

Por segunda semana consecutiva -con toda naturalidad, sin la menor sorpresa- Capitana Marvel acaparó el primer puesto de la taquilla cinematográfica. Aunque tuvo una baja de más del 40%, de todos modos sumó más de 255.000 espectadores. Es interesante porque la taquilla final -según datos de la consultora Ultracine- fue de 418.505 mientras que la…

La taquilla sigue al ritmo de los tanques y entroniza a Capitana Marvel

Por segunda semana consecutiva -con toda naturalidad, sin la menor sorpresa- Capitana Marvel acaparó el primer puesto de la taquilla cinematográfica. Aunque tuvo una baja de más del 40%, de todos modos sumó más de 255.000 espectadores. Es interesante porque la taquilla final -según datos de la consultora Ultracine- fue de 418.505 mientras que la semana anterior la asistencia total en salas fue de 636.323. La diferencia entre esos dos números totales es la diferencia de recaudación de Capitana Marvel, demostración palpable de que el cine solo se mueve gracias a los tanques, y que funciona a pesar de las crisis económicas más o menos igual siempre.

Para comprender esto, basta mirar la diferencia entre el primer puesto y el segundo, básicamente un diez a uno en favor de Capitana… sobre Green Book, que se mantiene no sin cierta sorpresa en el segundo puesto. Lo sorprendente consiste en que es una película no espectacular, básicamente adulta, cuyos dos mayores atractivos son Viggo Mortensen y haber ganado el Oscar (y quedó demostrado en los últimos años que la segunda característica difícilmente impulsa la taquilla más allá de cierto límite). Pero la mayor sorpresa es que terminase ganándole a la producción de terror Maligno, que en realidad había arrancado primera durante jueves y viernes. Lo extraño proviene del hecho de que Maligno era un estreno y pertenece a uno de los pocos géneros que funciona siempre porque tiene un público muy fiel que busca estos relatos (también porque, ante la ausencia de grandes “tanques” es un cine que promete sensaciones fuertes y por ahí funciona la elección). Pero en última instancia la película quedó en el tercer puesto incluso con peor promedio que el segundo lugar.

Solo los grandes blockbusters traccionan público a las salas en gran número

Seguramente Capitana Marvel va a llegar al millón de entradas vendidas el próximo fin de semana (no antes, dado que se vende muy poco durante la semana) pero si analizamos un poco las cifras desde el inicio del año, vemos que esa barrera es difícil de quebrar. De hecho, Cómo entrenar a tu dragón 3 continúa en las primeras posiciones desde su estreno (seis semanas) pero no ha logrado llegar a ese número, mientras que Capitana… en diez días, superó lo que recaudó la animación en toda su presencia en la cartelera. Una marca es más potente que otra, pero también ocurre que Capitana… tiene un público más amplio que incluye adultos, y si bien Cómo… está diseñada para cualquier tipo de espectadores, está más orientada a la infancia. Dicho de otro modo: es difícil que vayan adultos solos a verla, mientras que en el otro caso es casi la mayoría. Gran parte de los dilemas del negocio de la exhibición cinematográfica pasan por ese meridiano de difícil solución: cómo variar la producción adulta para que también llene salas. No parece ser la era de El Padrino, El Exorcista o Taxi Driver.

En el resto de la lista se ve poco descenso para la película argentina La misma sangre, que si bien no está muy “arriba” mantiene un caudal de espectadores con poca pérdida (de paso, siguiendo un poco lo que decimos más arriba, en parte su rendimiento se explica porque solo tiene público adulto). Y números más similares a febrero de lo que la presencia de un tanque puede disimular. La taquilla sigue su ritmo. Solamente.