May pide postergar el Brexit por tres meses y causa malestar en la UE

La primera ministra británica, Theresa May, le pidió de manera formal al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, que se otorgue una prórroga para aplicar el Brexit, que originalmente estaba planteado para el próximo 29 de marzo. Pese a su desacuerdo en estirar aún más los plazos para concretar la salida del Reino Unido del…

May pide postergar el Brexit por tres meses y causa malestar en la UE

La primera ministra británica, Theresa May, le pidió de manera formal al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, que se otorgue una prórroga para aplicar el Brexit, que originalmente estaba planteado para el próximo 29 de marzo.

Pese a su desacuerdo en estirar aún más los plazos para concretar la salida del Reino Unido del bloque regional, May señaló ante la Cámara de los Comunes que le solicitó a Bruselas extender la validez del Artículo 50 del Tratado de Lisboa -que establece la salida de un país comunitario- más allá de la fecha ya establecida para fin de este mes.

Ahora, la solicitud deber ser aprobada por unanimidad por los otros 27 países de la UE en una decisión que comenzará a analizarse hoy. De hecho, un portavoz de la Comisión Europea precisó que el titular del cuerpo Jean-Claude Juncker le dijo a May que es “una buena idea” presentar sus ideas sobre el Brexit a pesar de que no acuerda con una extensión más allá de la fecha de elecciones en el bloque.

En una acalorada sesión parlamentaria, la líder conservadora se mostró contraria a postergar mucho más el Brexit para evitar, entre otras cosas, que el Reino Unido participe en las elecciones europeas del próximo mes de mayo.

“Una prórroga corta es posible”, sostuvo el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk

Agregó que esa posibilidad no sería de interés de “nadie” y constituiría algo “inaceptable” puesto que los británicos votaron hace casi tres años en un referéndum a favor de salir de la UE.

May, no consiguió la aprobación del Parlamento británico que se había impuesto como objetivo. Optó por saltearse ese paso y pedir directamente a la UE a través de una carta a al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, una prórroga de tres meses para el inicio del Brexit. El país “se merece más de lo que esta cámara le ha dado hasta ahora”, sentenció la primera ministra ante el pleno de la Cámara de los Comunes, en una sesión tensa, en la que se escucharon pedidos de renuncia de la líder de gobierno y críticas incluso de sus aliados.

Tusk es además el hombre que liderará la cumbre que comienza hoy. Y adelantó en un mensaje ante la prensa que “una prórroga corta será posible, pero será a condición de una votación positiva del acuerdo de salida por parte de la Cámara de los Comunes” la semana próxima, según transmitió por Twitter.

“Pese a que la creciente fatiga por el Brexit es visible y justificada, no podemos dejar de buscar hasta el último momento una resolución positiva, por supuesto sin abrir el Acuerdo de Salida”, aclaró Tusk, dejando en claro que la UE no revisará o reformulará el acuerdo que negoció con el gobierno de May para reglamentar la salida de Reino Unido del bloque y que la premier británica no consigue aprobar en su Parlamento.