Movilizaciones en todo el país contra el genocidio

En todo el país se registran movilizaciones por la memoria. Después de 43 años del golpe cívico militar de 1976, la sociedad argentina sigue reclamando justicia. Sigue luchando y buscando a los nietos apropiados, secuestrados por los represores. Sigue exigiendo justicia y cárcel a los genocidas. Tanto en Santa Rosa como en Pico, las organizaciones…

Movilizaciones en todo el país contra el genocidio

En todo el país se registran movilizaciones por la memoria. Después de 43 años del golpe cívico militar de 1976, la sociedad argentina sigue reclamando justicia. Sigue luchando y buscando a los nietos apropiados, secuestrados por los represores. Sigue exigiendo justicia y cárcel a los genocidas.

Tanto en Santa Rosa como en Pico, las organizaciones sociales, partidos políticos y sindicatos se manifestaron en repudio al golpe de 1976. En ese marco , algunas organizaciones sindicales expresaron su preocupación por semejanzas entre los años previos al golpe y la red de espionaje paraestatal puesta al descubierto por el juez Ramos Padilla.

En ese sentido el comunicado de la Intersindical titula “La democracia está en peligro” y destaca: “Aparece
ahora una red de servicios y ex miembros de fuerzas de seguridad desarrollando
tareas de inteligencia y espionaje al margen del Estado, aunque con
complicidades y encubierta por parte del poder judicial y político. Así
aparecieron las Tres A (Alianza Anticomunista Argentina) en la década del
setenta, previa al golpe de Estado genocida. Grupos paraestatales y
paramilitares, organizados y protegidos desde el Estado.

Hoy un juez denuncia en el Congreso de la Nación y comienza una persecución sobre el mismo, encabezada por el Presidente que pide la destitución del juez Ramos Padilla.

Por su parte el documento que firmaron las organizaciones convocantes en Santa Rosa, destacan: ” En todo el país la violencia tiene el sello del presidente Mauricio Macri y la ministra de seguridad Patricia Bullrich que alientan y promueven el gatillo fácil. El caso del policía Chocobar fue ejemplo de ello y en Tucumán fue asesinado el niño Facundo Ferreira de tan solo 12 años. Además vemos cómo se intenta modificar el rol de las fuerzas armadas para su intervención en conflictos internos, aunque sea anti-constitucional.

También en La Pampa las políticas de las fuerzas de seguridad, que ya asesinaron, reprimen de manera impune a la población a través de prácticas policiales abusivas. El paradigma de la mano dura implantado por el ex Ministro, Tierno, se vive en nuestra provincia como cotidiano.

Desde Pico, los convocantes resaltaron que: “En La Pampa están siendo juzgados: Luis Enrique Baraldini, que no fue juzgado en la primera instancia de este proceso por haber estado prófugo durante años, y pese a esa situación la Justicia no le impide gozar del beneficio de la prisión domiciliaria. Junto con él son juzgados: Néstor Omar Greppi, Carlos Roberto Reinhart, Antonio Oscar Yorio, Néstor Bonifacio Cenizo, Hugo Roberto Marenchino, Oscar Alberto López, Athos Reta, Osmar Pérez, Miguel Ángel Ochoa, Jorge Osvaldo Quinteros, Juan Domingo Gatica, Luis Horacio Lucero y Máximo Alfredo Pérez Onetto. Roberto Fiorucci, quedó excluido aduciendo problemas de salud y quedará impune. De todos ellos, solo un acusado permanece en la cárcel mientras atraviesan el juicio.

Sabemos, además, que habrá un tercer juicio
en La Pampa y nos urge que el poder judicial adopte las políticas necesarias
para que no debamos esperar más años. 
Gracias al valiente testimonio de las víctimas, los delitos sexuales
podrán ser juzgados en él.