El dólar no frena y anota su quinta suba consecutiva

A contramano del resto de las monedas emergentes, el peso sufrió una nueva depreciación ayer, mientras en el Gobierno cuentan los días para la llegada de los dólares del FMI y del campo, confiados en que estas nuevas inyecciones lograrán enfriar la presión sobre el tipo de cambio y mantener el dólar planchado antes de…

El dólar no frena y anota su quinta suba consecutiva

A contramano del resto de las monedas emergentes, el peso sufrió una nueva depreciación ayer, mientras en el Gobierno cuentan los días para la llegada de los dólares del FMI y del campo, confiados en que estas nuevas inyecciones lograrán enfriar la presión sobre el tipo de cambio y mantener el dólar planchado antes de las PASO.

Pese a que el contexto externo esta vez jugó a favor, los mercados brasileños se recuperaron después del golpe que había significado la detención del ex presidente Michel Temer sobre el final de la semana pasada y el dólar cayó frente a las principales monedas del mundo, en el mercado local la divisa estadounidense sumó ayer su quinta suba al hilo.

El billete cerró a un promedio de $42,99 en las pizarras de los bancos, mientras que el tipo de cambio mayorista trepó 28 centavos, a 42,08 pesos.

Nuevamente, la suba de tasas del Banco Central no logró contener la demanda en un mercado en el que la incertidumbre electoral gana terreno, mientras las variables económicas siguen sin dar ningún tipo de espacio al optimismo.

La autoridad monetaria volvió a desdoblar la licitación de Leliq y terminó convalidando una tasa ponderada promedio de 66,827%, 17 puntos básicos por encima del viernes. No renovó la totalidad de los vencimientos y expandió 9.403 millones de pesos.

“La mayor calma de las monedas emergentes -tras el sell-off del viernes- no se trasladó al dólar mayorista. Ello sucede además cuando el BCRA sigue promoviendo mayores tasas a fin de que los ahorristas renueven sus plazos fijos, a través de una reducción del elevado spread entre la Leliq y la Badlar, en un clima donde la incertidumbre electoral y las vulnerabilidades económicas alientan la dolarización”, señaló el economista Gustavo Ber.

El Gobierno pone todas sus fichas en abril, por lo que en el mercado esperan que esta sea una semana bisagra para el dólar, con la expectativa puesta en un repunte de la oferta a partir del mes que viene. “La realidad es que aún los cerealeros liquidan poco ûu$s51 millones diarios por ahora hasta por lo menos esperando la cosecha de soja para mediados de abril – y la exportación en general restante, aún muestra la caída de la actividad en general”, afirmó Fernando Izoo, director de ABC Mercado de Cambios.