Theresa May, dispuesta a renunciar para salvar el Brexit

La primera ministra británica, Theresa May, prometió a los legisladores de su Partido Conservador que dejará el cargo “antes de lo que pretendía” si a cambio consigue que el Parlamento apruebe su acuerdo de salida de la Unión Europea ( UE). “Estoy preparada para dejar este puesto antes de lo que pretendía a fin de…

Theresa May, dispuesta a renunciar para salvar el Brexit

La primera ministra británica, Theresa May, prometió a los legisladores de su Partido Conservador que dejará el cargo “antes de lo que pretendía” si a cambio consigue que el Parlamento apruebe su acuerdo de salida de la Unión Europea ( UE).

“Estoy preparada para dejar este puesto antes de lo que pretendía a fin de hacer lo que es correcto para nuestro país y nuestro partido”, dijo May en una reunión con los parlamentarios conservadores, según informó la cadena BBC.

La premier agregó que sabía que los diputados “tories” no querían que ella liderara la siguiente fase de las negociaciones del Brexit con la UE. “Y no impediré eso”, afirmó.

Es la primera vez que May se ofrece a dar un paso al costado a fin de obtener los votos necesarios para la aprobación del acuerdo de divorcio que ella negoció con la UE, pero que ya fue rechazado dos veces por el Parlamento británico.

El 12 de abril, el Reino Unido tiene que plantear un plan alternativo ante el Grupo de los Veintisiete

“Sé que hay un deseo de un nuevo enfoque -y un nuevo liderazgo en la segunda fase de las negociaciones del Brexit, y no impediré eso”, señaló. Ante unos 300 diputados conservadores, May dijo que el partido “necesita hacer aprobar este acuerdo y cumplir con el Brexit“.

“Le pido a todos en esta sala que apoyen el acuerdo para que podamos completar nuestro deber histórico, cumplir con el mandato del pueblo británico y abandonar la Unión Europea mediante una salida ordenada y sin sobresaltos”, añadió.

Sus comentarios fueron primero parafraseados por diputados conservadores, pero luego fueron hechos públicos por BBC.

Se trata de una movida arriesgada de la primera ministra, apurada por las dos votaciones parlamentarias que rechazaron el acuerdo de salida y por la presión de las autoridades de la Unión Europea que le demandan explicaciones sobre las acciones que tomará y respaldo de los diputados para autorizar una prórroga al Brexit. El negociador ad hoc de la Unión Europea, Michel Barnier, dijo ayer que los británicos deben asumir responsabilidades sobre las decisiones que tomaron y que no hay en el bloque ánimo de perjudicar al Reino Unido. (ver aparte)

Los 27 líderes de la Unión Europea aceptaron en su última cumbre dar dos semanas más al Reino Unido, hasta el próximo 12 de abril, para aclarar el modo en que quiere afrontar el Brexit, esto es: con un acuerdo que permita una desconexión ordenada o bien con una ruptura sin reglas acordadas ( Brexit duro).

Reino Unido tiene aún abierta la posibilidad de una prórroga corta (hasta el 22 de mayo) para conducir una salida consensuada, pero este escenario está condicionado a que la Cámara de los Comunes apruebe esta semana el Tratado de Retirada, algo poco probable.