Por primera vez en catorce meses, los salarios subieron más que la inflación

Los salarios aumentaron 3,1% mensual en enero y de esta manera lograron superar a la inflación después de 14 meses, ya que en el mismo período los precios subieron 2,9%, informó ayer el Indec. De todas formas, en la comparación interanual los ingresos mostraron una pérdida ya que se incrementaron en un 32,2% contra un…

Por primera vez en catorce meses, los salarios subieron más que la inflación

Los salarios aumentaron 3,1% mensual en enero y de esta manera lograron superar a la inflación después de 14 meses, ya que en el mismo período los precios subieron 2,9%, informó ayer el Indec. De todas formas, en la comparación interanual los ingresos mostraron una pérdida ya que se incrementaron en un 32,2% contra un IPC que se acercó al 50% en igual lapso.

Lo cierto es que desde las elecciones de octubre de 2017 que el índice de salarios que mide el ente estadístico no lograba superar a la inflación, más allá de algunos meses puntuales en donde logró empatarle al alza en el costo de vida.

El incremento de enero estuvo motorizado por el sector asalariado privado, que observó una mejora del 3,5%. En tanto, en el sector público el salto fue del 2,6%, por lo que los salarios formales en su conjunto avanzaron 3,2%, por arriba del 2,6% que mostró el conjunto de trabajadores informales.

En la comparación interanual, los tres indicadores se movieron en sintonía: mientras los asalariados privados formales tuvieron una suba del 32,8%, en el sector público fue del 33,1% y en el informal alcanzó el 29,7%, todos más de 15 puntos por abajo del registro inflacionario.

Más optimista, la medición que realiza el ministerio de Trabajo registró un crecimiento interanual del 39% en la remuneración mediana para el sector privado de enero, lo cual refleja una aceleración de magnitud si se la compara con el 32,8% que se había incrementado en diciembre.

Los rubros mejor posicionados fueron Comercio y reparaciones y pesca, con un 43%, seguidos de las actividades inmobiliarias con un 42,6% y la construcción, con un 41%.

Por el contrario, la actividad más perjudicada fue la intermediación financiera, en donde las remuneraciones sólo escalaron 26,2%, y en menor medida Hoteles y restaurantes a donde la mejora llegó al 32,5%, informó Trabajo.