Argentina redujo los costos de producción más rápido que Brasil

Por la devaluación y la reforma fiscal, los costos en la Argentina se redujeron a un mayor ritmo que en Brasil, por lo que la competitividad del país ganó terreno en relación a su principal socio comercial. De acuerdo al índice ICAP elaborado por la UADE, en enero fue un 11% más barato producir en…

Argentina redujo los costos de producción más rápido que Brasil

Por la devaluación y la reforma fiscal, los costos en la Argentina se redujeron a un mayor ritmo que en Brasil, por lo que la competitividad del país ganó terreno en relación a su principal socio comercial. De acuerdo al índice ICAP elaborado por la UADE, en enero fue un 11% más barato producir en comparación al mismo mes del año pasado y 0,3% respecto a diciembre.

Este descenso estuvo explicado por cuatro componentes que compensaron las alzas nominales de los restantes ocho que conforman el indicador. Se trata de la carga tributaria, que bajó 11,9%, los bienes de capital, un 6,9%; los conflictos laborales, con un 99% menos y las materias primas, con una corrección a la baja de 1,8%.

Por el contrario, jugaron en contra el avance del 91,9% del riesgo país, del 144,9% de la tasa de interés activa, del 144,4% del precio del fuel oil, del 60,5% en el costo de la construcción, 58,7% en la energía eléctrica y 58,9% el costo logístico. En tanto, el salario privado ajustó 31,7% y el pago de seguros, 34,7%.

De todas formas, en la medición en términos reales, es decir deflactado por la inflación mayorista (IPIM) que fue del 66,6%, todos los rubros muestran retrocesos, a excepción del financiamiento, tanto externo (riesgo país) como interno (tasa de interés).

En la comparación con Brasil, la Argentina quedó ubicada para diciembre de 2018 sólo dos puntos por debajo del indicador correspondiente al país vecino, destaca el informe de la UADE. De esta manera, recortó la brecha de 12 puntos que llegó a haber en el pico de distancia entre ambas economías, durante abril de 2017.

Para la UADE, Brasil “también evidenció una tendencia decreciente pero mucho más suave”

Según el reporte, el principal socio comercial “evidenció una tendencia también decreciente, pero mucho más suave”, en lo que refiere a sus costos para la producción.

“En 2018 la Argentina logró ganar competitividad como consecuencia de una fuerte reducción en el precio de las materias primas y del salario privado, una ganancia compensada por la tendencia al alza del costo financiero: la suba del riesgo país en Argentina superó con creces el aumento que tuvo en Brasil, mientras que en Argentina el costo del crédito se encareció y en Brasil se redujo, siempre en términos reales”, destacó el trabajo.

Por ejemplo, mientras Mauricio Macri recortó 6,6% interanual en diciembre la presión tributaria nacional, el país vecino lo hizo en un 5,1%. El costo logístico se hundió 8,6% en el primer caso contra un aumento del 8% en el gigante sudamericano, el salario privado se abarató 24,6% en la Argentina frente a la baja del 3,1% de Brasil, y las materias primas criollas se derrumbaron 42,2%, cifra que contrasta con el 8,1% que se encarecieron en el principal socio comercial.

“Si bien en ambos países se observó una licuación de los costos en dólares (excepto en el caso de energía eléctrica parcialmente dolarizada en ambos países), la reducción fue mayor en la Argentina que en su país vecino, en particular en el costo laboral y en el logístico”, concluye la UADE.