La actividad económica de enero cayó 7,9% en Santa Fe y sumó un año de recesión

La actividad económica de la provincia de Santa Fe registró en enero una caída de 0,4% respecto del mes anterior, con lo cual atravesó un año completo de recesión, con una contracción neta de 7,9%, según un informe publicado ayer por la Bolsa de Comercio local. Hoy el Indec publicará los datos de producción industrial…

La actividad económica de enero cayó 7,9% en Santa Fe y sumó un año de recesión

La actividad económica de la provincia de Santa Fe registró en enero una caída de 0,4% respecto del mes anterior, con lo cual atravesó un año completo de recesión, con una contracción neta de 7,9%, según un informe publicado ayer por la Bolsa de Comercio local. Hoy el Indec publicará los datos de producción industrial y de la construcción, que adelantará algo del desempeño de la actividad en febrero.

“A pesar de la profunda disminución registrada, la recesión santafesina aún no parece haber llegado a su piso”, detalló el informe de la Bolsa de Comercio santafesina, que sostuvo que “las expectativas están puestas sobre la reactivación que se viene dando en las exportaciones agropecuarias de la zona de influencia, que irán tomando mayor importancia en la medida que se incorporen los movimientos de febrero, marzo y abril (meses de estacionalidad alta)”.

De acuerdo al Índice Compuesto de Actividad Económica para la Provincia de Santa Fe (Icasfe), que elabora el Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, la situación de la economía santafesina por los datos del informe es “delicada”.

En términos interanuales, las 14 series que componen el Icasfe obtuvieron resultados negativos. Las series que crecieron contra diciembre fueron patentamiento, 1,5%; recursos tributarios, 0,9%; venta de maquinaria agrícola, 0,8% y consumo de cemento, 0,5%.

Las que arrojaron resultados negativos fueron puestos de trabajo, con caída de 0,3%; faena de ganado bovino y porcino, 0,7%; el consumo de energía eléctrica industrial, 0,7%; ventas en supermercados, 0,8%; consumo de gas industrial, 1,5%; remuneraciones reales, 1,6%; producción láctea, 1,6%; demanda laboral, 1,8%; el consumo de hidrocarburos, 2,4% y la molienda de oleaginosas, -3,2%.

El informe afirmó que el mercado de trabajo “está internalizando los efectos negativos de la recesión”. Los puestos registrados (altas netas) perdieron 0,3% en enero y acumularon una caída de 1,5% en los últimos doce meses. La masa salarial total cedió otro 1,6% mensual y acumuló 11,6% interanual.