Productores suben ventas de soja para pagar deudas

La mejora en el clima aceleró la cosecha de soja y su efecto se ve en la comercialización. En lo que va del mes, el productor ya negoció 4,8 millones de toneladas de la materia prima. El buen ritmo pasa por la necesidad del chacarero para afrontar las deudas que arrastra de 2018. Según el…

Productores suben ventas de soja para pagar deudas

La mejora en el clima aceleró la cosecha de soja y su efecto se ve en la comercialización. En lo que va del mes, el productor ya negoció 4,8 millones de toneladas de la materia prima. El buen ritmo pasa por la necesidad del chacarero para afrontar las deudas que arrastra de 2018.

Según el portal oficial Siogranos en los 22 días que van de abril pasaron de mano 4,8 millones de toneladas de la oleaginosa. Esto representa un alza del 92% en comparación con el mismo periodo del año pasado. La salvedad es que había sequía. Pero supera en un 50% los 3,2 millones de 2017 y se mantiene en la misma línea de lo visto en 2016, cuando también se habían vendido 4,8 millones de toneladas. Para el 2019, se espera un nuevo récord.

En lo que respecta al maíz, a la fecha se entregaron 2,3 millones de toneladas, un volumen por arriba de los 1,7 millones y 1,9 millones de 2018 y 2017, respectivamente. Pero todavía lejos de los 3,1 millones de hace tres años. En este caso hay una merma del 34,8%.

“La necesidad de venta es muy grande porque hay deuda muy abultada que pagar”, dijo a BAE Negocios, el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), Gabriel De Raedemaeker, quien aclaró: “eso no quiere decir que después haya liquidación de esa mercadería. Hoy se la vende a la exportación y ellos sabrán que hacer”.

Productores consultados por este diario señalaron tener deudas con acopios, bancos, seguros y flete.

En referencia a los precios, ayer la soja se mantuvo en los u$s215, igual que lo visto el miércoles pasado, previo a la Semana Santa. La oleaginosa vino en ascenso luego de rozar los u$s210 la tonelada. La suba en la cotización fue un aliciente para entregar los granos.

“El productor tenía muy poco vendido tanto en la modalidad a fijar como a precio, por ende lo que se está viendo son operaciones por una suba en el valor”, afirmó desde la corredora de Futuros y Opciones (FyO), el analista Dante Romano.

Según Romano el alza en las ventas responde también “a que el campo está viendo que tiene rindes muy buenos y se está animando a comercializar más”.

Si se toma en cuenta lo entregado hasta el momento en soja, a valores FOB representan ingresos por alrededor de u$s1.500 millones, por arriba de los u$s1.400 millones que se vieron en abril de 2018. El año anterior habían sido u$s1.820 millones y en 2016 alcanzó los u$s2.100 millones.

Distinta es la visión de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) que -con datos al 4 de abril- afirmó que se habían registrado ventas por 1,17 millones de toneladas de soja. Esa performance es, a las claras, muy superior a las 600.000 toneladas que se vio un año atrás debido a que por la sequía, la campaña 2017/2018 había iniciado muy mal.

La alerta surge en el contraste con 2017, en donde se habían declarado en el mismo periodo 1,18 millones de toneladas, lo que significa una merma del 1%. Pero se eleva aún más si se compara con lo visto en 2016, en donde los datos muestran que se anotaron 2,01 millones de toneladas. Esa distancia es de 41,6%. “Esto es el reflejo de la previsión que teníamos de que iba hacer una campaña lenta de soja por parte del productor”, afirmó a este diario el presidente de Ciara-CEC, Gustavo Idígoras.