Un recordman de la Liga Premiership deja el rugby para apostar todo a la NFL

Christian Wade es un símbolo de los Wasps ingleses, uno de los equipos más populares del rugby inglés. Nacido hace 27 años, debutó en 2011 y apoyó 82 tries en su carrera. Es, entonces, el tercer jugador con más tries en la Liga Premiership y, de hecho, tenía el record absoluto a la vuelta de…

Un recordman de la Liga Premiership deja el rugby para apostar todo a la NFL

Christian Wade es un símbolo de los Wasps ingleses, uno de los equipos más populares del rugby inglés. Nacido hace 27 años, debutó en 2011 y apoyó 82 tries en su carrera. Es, entonces, el tercer jugador con más tries en la Liga Premiership y, de hecho, tenía el record absoluto a la vuelta de la esquina: con solo 10 tries más superaría la marca de Tom Varndell. Pero -al menos por ahora- ese objetivo deberá esperar puesto que Wade tiene otro sueño en su mente. Retirado en octubre del rugby profesional, el ya ex wing firmó contrato con Buffalo, franquicia de la NFL, para jugar al fútbol americano.

Christian Wade apoya un try para los Wasps. Foto: Getty Images

El increíble cambio en la vida de Wade nació a partir del Programa de Empalme para jugadores internacionales, un proyecto que busca hacer llegar a la NFL a extranjeros provenientes de otros deportes o de las propias ligas de fútbol americano de su país de origen. En la práctica es una propuesta para popularizar a la NFL en el mundo. Aunque en el caso de Wade, la transición podría funcionar muy bien.

Mirá también

Sucede que el inglés fue un wing sumamente veloz y ahora jugará como corredor (running back) en su nueva aventura. Ese puesto requiere de una gran velocidad pero principalmente de inteligencia, paciencia y visión de la cancha para encontrar huecos en la defensa rival y perforar a base de explosividad y cambios de paso. Ese combo de habilidades bien puede ser cubierto por un back de rugby.

Más aún, durante la prueba que realizó frente a los equipos que podían ficharlo, Wade corrió 40 yardas (36,5 metros) en 4s53. Su marca es muy similar a la de los talentos universitarios de su posición que saltarán a la NFL desde el draft de este año.

Christian Wade tuvo una mala relación con el entrenador de Inglaterra, Stuart Lancaster. Por eso, su carrera internacional no fue mayor. Foto: AP

Otra condición que tiene Wade a su favor es que también se desempeñará como devolvedor de patada (kick o punt returner). En el fútbol americano, si un equipo no avanza más de 10 yardas en cuatro intentos de jugada debe entregar el balón, por lo que -en general- en la cuarta oportunidad se despeja con una patada para que el equipo que estaba defendiendo comience su ataque desde lo más atrás posible. A su vez, el equipo que defendía puede recibir la patada y, en un sólo intento, su devolvedor de patada puede avanzar para ganar terreno antes de comenzar a quemar oportunidades. Hasta pueden marcarse touchdowns por esa vía. No es difícil imaginar a un wing de rugby cumpliendo esa función.

“Mi vida nunca ha sido sobre el dinero. Tenía un gran sueldo, era titular en un gran equipo, tenía chances de irme a otros países a ganar aún más dinero. Pero necesitaba un nuevo desafío y la NFL es una gran oportunidad porque creo que puedo desenvolverme muy bien. Es un sueño”, le dijo a la cadena estadounidense CNN el flamante jugador de los Bills.

Wade se sumará a la pretemporada de su equipo y tendrá que luchar para integrar el plantel final de 53 jugadores para la temporada 2019/2020. Pero incluso si no logra convencer a su nuevo entrenador, Sean McDermott, Buffalo cuenta con un permiso especial dado por la liga para sumar a Wade al equipo de práctica. Así, no podría jugar con la franquicia de forma oficial pero pasará toda la temporada entrenándose con el plantel.

Mirá también

Existen antecedentes a su caso. Alex Gray, ex capitán del Sub 20 inglés y ex integrante del seleccionado de seven, juega en Atlanta; Christian Scotland-Williamson, un ex segunda línea de Worcester, es jugador de Pittsbourgh; y el australiano Jordan Mailata incluso llegó a ser seleccionado en el draft 2018 luego de jugar toda su vida al rugby league. Pero todos ellos están lejos de haber tenido una carrera como la de Christian Wade, quien debutó en Inglaterra en 2013 frente a Los Pumas, jugó para British and Irish Lions -el máximo honor para un rugbier de su nacionalidad- y no tuvo una carrera internacional más prolífera por sus diferencias con el entrenador Stuart Lancaster.

Christian Wade anota un try para los Wasps. Foto: Olive Mason-Getty Images

Ahora sueña con seguir visitando la zona prometida rival, sólo que lo hará en el fútbol americano.