Pymes alertan que el congelamiento fracasará si no se suman los costos

Las pymes industriales alertaron por el corto impacto que tendrán las medidas antiinflacionarias que el Gobierno buscó a partir del acuerdo que realizó con empresas grandes en 64 productos esenciales. Los empresarios, que vienen de sufrir el cierre de miles de fábricas por la combinación de caída del consumo y altas tasas de financiamiento, señalaron…

Pymes alertan que el congelamiento fracasará si no se suman los costos

Las pymes industriales alertaron por el corto impacto que tendrán las medidas antiinflacionarias que el Gobierno buscó a partir del acuerdo que realizó con empresas grandes en 64 productos esenciales. Los empresarios, que vienen de sufrir el cierre de miles de fábricas por la combinación de caída del consumo y altas tasas de financiamiento, señalaron que el congelamiento de precios debe incluir los costos dolarizados que beneficien a las pequeñas y medianas fábricas para garantizar empleo y restituir el consumo.

El presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, presentó una batería de medidas políticas y económicas para lograr la estabilidad que permita ponerle stop a la crisis financiera. Entre ellas, reclamó un consenso entre el sector privado y el político para generar una mesa de consenso que permita darle durabilidad a las medidas anunciadas las últimas semanas. Pero alertó que un congelamiento de “apenas un puñado de productos no sólo será inocuo sino que su fracaso generará mayor incertidumbre en todas las cadenas de valor”.

“Desde las pymes pedimos de manera urgente que el acuerdo de precios esté presente en todas las instancias de la economía productiva porque de manera contraria tendremos una inflación creciente en los costos de producción que inevitablemente se trasladará al resto de la economía que no está alcanzada en los 64 productos esenciales”, señaló Rosato.

“El plan de congelamiento de precios debe incluir a todas las pymes industriales y a sus costos de producción. De no ser así, los productos esenciales están condenados al fracaso”, afirmó.

El dirigente industrial aclaró que “la crisis de la inflación no proviene de la decisión de los empresarios industriales”, y alertó que “la suba de precios perjudica doblemente a las fábricas, ya que deben afrontar aumentos en los precios de los costos, pierden rentabilidad, y se ven impactadas por la reducción de las ventas que genera la remarcación inevitablemente que llega a las góndolas”.

Rosato además reclamó la universalización de la quita de aportes patronales a todas las pymes industriales con el objetivo de generar condiciones para recuperar el empleo y reactivar la demanda del mercado interno a través de una mejora salarial que se vuelque al consumo.

“La economía argentina se enfrenta en la actualidad a desafíos de corto plazo que desajustaron las variables necesarias para que las empresas planifiquen negocios que luego generarán empleo y rentabilidad. En este contexto todas las decisiones, por más anticrisis que resulten, deberán contar con objetivo general para que se puedan sostener en un tiempo prudencial. Un acuerdo de precios antiinflacionario debe contemplar a todos los sectores productivos, con un congelamiento de costos en el proceso de producción. Si no es así, el esfuerzo será inocuo y se licuará en un plazo irrisorio por ser tan acotado”, sostuvo.