De Leo Fariña a Sinaloa: quién es Christian Bragarnik, el “dueño” del fútbol argentino allanado en la causa Independiente

Todas las miradas estuvieron puestas el lunes en el allanamiento que llevaron a cabo más de un centenar de efectivos de la Gendarmería Nacional en la sede del Sindicato de Camioneros, en el marco de un operativo en la causa sobre presunta asociación ilícita contra Hugo y Pablo Moyano.Pero a pocas cuadras de ahí, por…

De Leo Fariña a Sinaloa: quién es Christian Bragarnik, el “dueño” del fútbol argentino allanado en la causa Independiente

Todas las miradas estuvieron puestas el lunes en el allanamiento que llevaron a cabo más de un centenar de efectivos de la Gendarmería Nacional en la sede del Sindicato de Camioneros, en el marco de un operativo en la causa sobre presunta asociación ilícita contra Hugo y Pablo Moyano.

Pero a pocas cuadras de ahí, por la misma causa y de manera mucho más sigilosa, Gendarmería también allanó las oficinas en Puerto Madero de Christian Bragarnik, el representante de futbolistas considerado el nuevo dueño del fútbol argentino. A éste se lo acusa de entregar dinero a la barra de Independiente para favorecer a técnicos o jugadores representados por él.

El apellido Bragarnik estuvo en boca de todos este último tiempo, sobre todo después de que Pedro Troglio –por entonces técnico de Gimnasia- explotó de furia contra el representante debido a los fallos arbitrales constantes a favor de Defensa y Justicia. “¿Qué pasa? ¿Qué pasa con Bragarnik, la c… de mi madre?”, gritó el ex director técnico del Lobo.

Esto, sumado a los malos resultados que consiguió en el equipo de La Plata, le costó el cargo a Troglio, quien aseguró que no volverá a dirigir al equipo de sus amores. Y es que el DT hizo referencia a un supuesto favoritismo hacia el Halcón gracias a su vínculo con el manager.

Bragarnik, de a poco y a paso firme, cobró gran popularidad, se convirtió en el representante de moda, en el “Maradona” de los managers. Armó al Defensa y Justicia que peleó por el título y ubicó al Diego en el fútbol mexicano (Dorados de Sinaloa).

Fue el propio Maradona quien lo visitó y le pidió que le diera una oportunidad. Sí, así como está escrito. “Le diste oportunidades a tantos. Quiero dirigir, conseguime una”, palabras más, palabras menos, fueron los dichos que utilizó El Diego para convencer al representante.

El Diez estaba a punto de partir rumbo a Bielorrusia para asumir un cargo honorario en el Dinamo Brest como presidente. “Me invitó a charlar, a tomar algo, y me contó las ganas que tenía de trabajar. Sabiendo que estoy en el día a día, que si había una posibilidad le gustaría, que lo llame”, había contado el propio Bragarnik en diálogo con Infobae.

Fue el dueño del club, Jorge Alberto Hank –acusado por narcotráfico, de mandar a asesinar periodistas y tráfico de pieles de animales- que llamó a su amigo de confianza para pedirle un DT para el conjunto mexicano. “Me comentó si tenía alguna posibilidad de un técnico porque él estaba evaluando cambiarlo. Yo, obviamente, le comenté”, detalló el manager.

Con su empresa representa a más 15 técnicos y 100 jugadores. Por ejemplo, la gran mayoría de los futbolistas del Halcón, el DT campeón de la Superliga, Eduardo Coudet, y el subcampeón, Sebastián Beccacece, son representados por Bragarnik.

Al mismo tiempo es íntimo amigo de Daniel Angelici, con quien suele cenar en Pilar de manera habitual y le recomienda jugadores. Fue él, el que destrabó la situación de Jorge Sampaoli en el Sevilla para que puediera convertirse en el técnico de la Selección Argentina.

Además, maneja al DT favorito de Mauricio Macri: Jorge Almirón y se lo acusa de manejar en las sombras los destinos del fútbol local. Bragarnik supo jugar de volante central en Comunicaciones,  Almagro, Justo José de Urquiza y Yupanqui.

Al conseguir trabajo en un videoclub llamado Leiland, de la calle Yerbal casi esquina Bogotá, comenzó a editar videos de fútbol para su propia colección, ofreciéndoselos a los representantes del momento. El oficio lo había aprendido haciendo fiestas de casamiento.

Pero su oportunidad de saltar a la fama llegó cuando le propuso a Mariano Monrroy, volante de Arsenal de Sarandí y cliente habitual del videoclub, hacerle un compilado de sus mejores jugadas y ofrecérselo a Eduardo Fuentes, el ex jugador que supo brillar en el Cruz Azul de México.

El video llegó a manos del equipo Irapuato, filial de Ascenso del Querétaro. El pase se hizo en 400.000 dólares que fueron a parar en su gran mayoría a las arcas del club de Sarandí, manejado por ese entonces y como ocurre actualmente por la familia Grondona.

Como Monrroy rindió, Bagarnik se instaló en Querétaro y trabajó para el club durante un tiempo a cambio de 10 mil dólares por mes. Y en tan solo un año escaló a la presidencia de la institución. Pero el club tenía como su mayor accionista a Tirso Martínez Sánchez, detenido acusado de lavar dinero narco en Irapuato y Querétaro. Por lo que fue dado de baja por la Federación tras una ardua investigación por parte de la Justicia de ese país. 

Este detalle no es menor, ya que en México Bragarnik encontró un mercado que pagaba como el europeo. Al regresar a la Argentina, se dedicó a representar a jugadores del ascenso y su amistad con Julito Grondona lo llevó a conocer a Hank –dueño de Sinaloa- durante un viaje que Arsenal hizo a Guadalajara para un partido de Copa Sudamericana en 2007.

No tardó en armar una sociedad con el empresario del juego, que además maneja al Grupo Caliente en México (dueños también del club Xolos de Tijuana). En el fútbol argentino maneja en su totalidad a Defensa y Justicia y a Godoy Cruz de Mendoza. Tiene jugadores en independiente, Racing y San Lorenzo. Además, Darío Benedetto llegó a Boca gracias a él.

También maneja a Antonio Mohamed, Diego Cocca, Leonardo Madelón, Darío Franco, los hermanos Bou, Donatti e Iván Marcone. Estuvo en la mira de la AFIP cuando vendió un jugador de Defensa y Justicia, Julio Rodríguez, a Sinaloa por 80.000 dólares. La acusación del ente quedó en la nada y el representante pudo demostrar  que no había “nada raro” en la transferencia.

También estuvo relacionado con Leonardo Fariña, ya que cuando el mediático financista fue detenido en 2013 a bordo de una camioneta BMW robada, quién se presentó a reclamarla como dueño real fue Bragarnik. En la causa judicial consta que se la habían robado un mes antes en la zona de Lanús. Una vez más, todo quedó en la nada.

También hizo de conector entre Angelici y Mauro Zárate en la novela que enfureció a los hinchas de Vélez. Y, como es de público conocimiento, el delantero se peleó con su hermano, Rolando Zárate y por entonces representante, para convertirse en el nuevo apoderado de Bragarnik. BigBang intentó comunicarse con él, pero las llamadas y los mensajes quedaron sin respuesta.