Por la supertasa, los préstamos en pesos continuaron desplomándose en abril

En abril, el saldo total de préstamos en pesos al sector privado cayó 0,1% en la comparación con marzo y un desplome de nada menos que 34,1% real en la comparación interanual. Hacia dentro se observan además contracciones intermensuales de 0,6% en las operaciones de tarjeta de crédito y de 4,7% en los créditos prendarios,…

Por la supertasa, los préstamos en pesos continuaron desplomándose en abril

En abril, el saldo total de préstamos en pesos al sector privado cayó 0,1% en la comparación con marzo y un desplome de nada menos que 34,1% real en la comparación interanual. Hacia dentro se observan además contracciones intermensuales de 0,6% en las operaciones de tarjeta de crédito y de 4,7% en los créditos prendarios, a la par que se ven alzas de 0,4% en los préstamos personas y de 0,1% en los hipotecarios. Desde First Capital Group afirmaron que “las supertasas y la inflación aplastan a los préstamos”.

El socio de First Capital Group Guillermo Barbero afirmó: “Luego de una leve alza en el mes de marzo que no pudo sostenerse, el financiamiento presentó nuevamente un retroceso, debido a la suba de tasas motivada por las restricciones monetarias impuestas por la política económica que busca desacelerar la tasa de inflación y contener la presión sobre el tipo de cambio. Por su parte, en términos reales el financiamiento al sector privado continúa cayendo, ya que cualquier índice de inflación se encuentra por encima del 50% anual”.

Si el IPC abril fue 4%, mientras que la contracción interanual de los préstamos habrá sido de 34,1%

Y agregó: “Los préstamos personales, en términos interanuales, caen alrededor de 40 puntos por debajo de la inflación, mientras que la financiación con tarjetas de crédito (escasa en oferta de cuotas sin interés) no alcanza a compensar la caída del poder adquisitivo de la moneda nacional y pone en evidencia los esfuerzos que realiza la clientela para disminuir sus gastos. Los préstamos comerciales, se redujeron 16,4%, presentando la caída más profunda entre todas las líneas de crédito analizadas, lo que evidencia el fuerte impacto contractivo en el financiamiento a las empresas, que resulta de la sostenida suba de tasas y de los esfuerzos que realiza el sector privado para evitar nuevos financiamientos”.

En términos nominales, los préstamos en pesos al sector privado alcanzaron un nivel de $1.543.499 millones, con un alza interanual de $50.192 millones, es decir una suba de 3,4% anual.