La soja profundiza su caída y no encuentra piso en Chicago

La falta de un acuerdo entre China y Estados Unidos es el único motivo por el cual el precio de la soja sigue retrocediendo en Chicago. Sin piso, cerró ayer su cotización en los u$s293 la tonelada, un valor que no se veía desde junio de 2007. La poca expectativa de que se solucione la…

La soja profundiza su caída y no encuentra piso en Chicago

La falta de un acuerdo entre China y Estados Unidos es el único motivo por el cual el precio de la soja sigue retrocediendo en Chicago. Sin piso, cerró ayer su cotización en los u$s293 la tonelada, un valor que no se veía desde junio de 2007.

La poca expectativa de que se solucione la guerra comercial entre las dos potencias empuja a que hoy se ponga en vigencia los nuevos aranceles en productos chinos por valor de u$s200 mil millones, pasando a un 25 % desde el 10% actual. Se espera que el gigante asiático responda de la misma manera, algo que dejó claro en su último comunicado en donde sostuvo que “lamenta profundamente esto y se verá obligada a tomar las contramedidas necesarias si Estados Unidos aplica las medidas”.

“La soja va a seguir retrocediendo dado que hay mucha oferta y porque el principal comprador, que es China, tiene problemas de demanda al que se suma la fiebre porcina, que se convierten en factores a la baja. La única solución es que haya un problema climático y eso hoy no está presente”, señaló la analista de mercado, Lorena DAngelo.

Por lo pronto ayer, de la mano de la poca comercialización y la suba del tipo de cambio, la oleaginosa quedó en los u$s205. La pérdida en una jornada fue del 2,3% y se negociaron algo mas de 100.000 toneladas. El martes llegó a los u$s190.

Para DAngelo “el productor no supo ver lo que pasaba y se le pasó la oportunidad de vender antes”.

Efectivamente, el commoditie llegó a estar por mucho tiempo en los u$s235 la tonelada y entregó la mercadería sin pactar con este último valor y dejo todo a fijar.

Los datos de Agroindustria muestran que bajo esta última modalidad se negociaron 11 millones de toneladas versus los 9 millones de hace un año. En los últimos dos meses, este volumen tuvo una pérdida de casi u$s300 millones.

Sucede también que el productor tiene hoy su deuda en pesos y por eso analiza cuándo vender de la mano del tipo de cambio. Pero esto hará que tenga que entregar más granos para poder cubrir sus deudas. En lo que va del mes, se comercializó 1,06 millones de toneladas, lo que significó un 16% más bajo en comparación con abril.