Medicamentos aumentaron 3% en junio y acumulan 36% en 2019

En la primera quincena de junio, los medicamentos tuvieron un aumento promedio del 3%, mientras que se aceleró el cierre de farmacias en las últimas semanas en Argentina. En lo que va del año, desaparecieron 61 puntos de venta. Fuentes de la Confederación Farmacéutica Argentina (Cofa) señalaron a BAE Negocios que “en la primera mitad…

Medicamentos aumentaron 3% en junio y acumulan 36% en 2019

En la primera quincena de junio, los medicamentos tuvieron un aumento promedio del 3%, mientras que se aceleró el cierre de farmacias en las últimas semanas en Argentina. En lo que va del año, desaparecieron 61 puntos de venta.

Fuentes de la Confederación Farmacéutica Argentina (Cofa) señalaron a BAE Negocios que “en la primera mitad del mes los medicamentos ya registran un alza del 3%”, con lo que suman un incremento notable del 36% en el año, muy por encima de la inflación que mide el Indec.

En tanto, en mayo y la primer quincena de junio se aceleró el cierre de farmacias y la destrucción de puestos de empleo. Mientras en los primeros cuatro meses habían bajado sus persianas 39 farmacias, en los últimos 45 días cerraron otras 22, con lo que 61 locales comerciales desaparecieron. Este dato fue aportado tanto por las fuentes empresariales como del SIndicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos.

En provincia de Buenos Aires, más de 300 farmacéuticos pasaron a ser monotributistas

En los primeros cinco meses de 2019, se perdieron más de 700 puestos de trabajo y el consumo de medicamentos por parte de los argentinos se derrumbó un 12% en mayo. Otro elemento que fue puesto en escena por las fuentes consultadas es que “más de 300 farmacéuticos de la provincia de Buenos Aires dejaron de trabajar en blanco con recibo de sueldo y pasaron a monotributar, en un fenómeno de gran precarización”, admitieron empresarios farmacéuticos a este medio.

Mediante el decreto 446 publicado el mes pasado en el Boletín Oficial, la gobernadora María Eugenia Vidal fijó el “honorario farmacéutico mínimo”, en contraposición a los Convenios Colectivos de Trabajo que rigen el trabajo profesional de los farmacéuticos y bioquímicos desde el 2011.

Por otra parte, la caída interanual del consumo de medicamentos tiene su base en las remarcaciones en este sector. Entre diciembre de 2015 y enero de 2019, los analgésicos subieron un 733%; ansiolíticos, 705%; antiácidos, 686%; antihipertensivos, 658%; vitamínicos, 642%; y antibióticos, 406%.

A ello se suma, la desesperante situación de que la población no utiliza ocho de cada cien recetas por no poder pagar los valores. La baja sustancial no es solamente en las farmacias, sino también en las compras mayoristas de los hospitales públicos y clínicas. Contabilizando todas las compras a nivel nacional, existen tres millones de recetas caídas (que no llegaron a usarse) y US$600 millones menos de facturación, todo en 2018.

La venta libre de productos incluye a los supermercados, donde también se notó la baja. “Está muy claro que sigue la fiesta. Los aumentos de medicamentos en los últimos tres años llegan al 340%, contra un 158% de inflación. Están desbocados”, sentenció el secretario del sindicato, Marcelo Peretta.