Un empresario francés compró la casa de subastas Sothebys

La reconocida casa de subastas Sothebys fue vendida al empresario Patrick Drahi, fundador de la compañía de telecomunicaciones europea Altice y un conocido coleccionista. El magnate francés cerró la operación por US$3.700 millones a través de la sociedad BidFair USA. La compañía dejará de cotizar en Wall Street tras tres décadas presente en el New…

Un empresario francés compró la casa de subastas Sothebys

La reconocida casa de subastas Sothebys fue vendida al empresario Patrick Drahi, fundador de la compañía de telecomunicaciones europea Altice y un conocido coleccionista. El magnate francés cerró la operación por US$3.700 millones a través de la sociedad BidFair USA.

La compañía dejará de cotizar en Wall Street tras tres décadas presente en el New York Stock Exchange cuando se concrete la adquisición, a fin de año. Los títulos se apreciaron un 60% tras el anuncio.

La operación se dio a conocer mientras Sothebys celebra su 275 aniversario, con la remodelación de su cuartel general en Nueva York. Los accionistas recibirán un pago equivalente a los US$57 dólares el título. La casa de subasta, que cuenta con oficinas en 40 países, registró el pasado ejercicio unas ventas de US$6.350 millones, que le generaron un beneficio neto próximo a los 130 millones. El valor de la operación incluye deuda.

El fundador de Altice, Patrick Drahi, tiene propiedades por todo el mundo, incluidas operaciones de televisión por cable en Estados Unidos además de Francia y Portugal. Además de los negocios, es conocido por la actividad filantrópica en el ámbito de la educación, las ciencias, la cultura y el arte.

“Es uno de los empresarios más reconocidos del mundo”, señala el actual consejero delegado de Sothebys, Tad Smith, y recalca: “es conocido por su compromiso con la innovación y el ingenio”. “Comparte nuestra visión”, asegura. Sothebys no tendrá conexión alguna con Altice.

Se espera que la compra este cerrada para el cuarto trimestres de este año. La casa de subastas más importante del mundo, tiene locales en Reino Unidos, Hong Kong, India, Francia y China. La idea es mantener el equipo de gestión, al menos mientras se cierran los trámites de la operación. Los orígenes de esta afamada marca se remiten a su fundación en Londres, el 11 de marzo de 1744.