La Fed decidió ignorar la presión de Donald Trump y mantuvo las tasas sin cambios

A pesar de la presión del presidente Donald Trump, la Reserva Federal de Estados Unidos decidió no tocar las tasas pero dio señales de que podría haber un recorte en su próxima reunión si la incertidumbre económica continúa. Se trata de una buena noticia para el mercado local ûy para los mercados emergentes en general-…

La Fed decidió ignorar la presión de Donald Trump y mantuvo las tasas sin cambios

A pesar de la presión del presidente Donald Trump, la Reserva Federal de Estados Unidos decidió no tocar las tasas pero dio señales de que podría haber un recorte en su próxima reunión si la incertidumbre económica continúa.

Se trata de una buena noticia para el mercado local ûy para los mercados emergentes en general- pero que estaba prácticamente descontada por los inversores, por lo que la plaza porteña se inclinó por la toma de ganancias después de las fuertes subas de los últimos días.

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Fed mantuvo sin cambios las tasas de interés de referencia en un rango de entre 2,25% y 2,50%, en línea con las expectativas del mercado.

Sin embargo, el banco central estadounidense advirtió que “vigilará de cerca” el desarrollo de las previsiones económicas y “actuará en forma apropiada para sostener la expansión” de la economía.

El mercado cree que existe una probabilidad cercana al 90% de que la Reserva Federal baje las tasas en la próxima reunión de julio y por encima del 95% a la chance de que el recorte llegue en los siguientes encuentros de este año.

“Aún cuando se descuenta que la Fed arrancaría con el recorte de tasas en las próximas reuniones, en esta oportunidad lo más relevante pasó porque el organismo monetario ratificó el tono dovish reciente, aún cuando sea como respuesta a la desaceleración económica”, señaló el economista Gustavo Ber.

Sin impacto

Si bien el cambio de rumbo de la Fed hacia una política de relajamiento monetario, luego de que hace seis meses atrás la discusión pasara por la posibilidad de nuevas alzas de tasas este año, resulta positivo para el mercado local, la noticia tuvo poco impacto en la plaza porteña, donde hoy el foco está puesto en el armado político de cara octubre.

La noticia es positiva para el mercado local, dominado por la contienda electoral

Con pocos negocios, ayer se aceleró la toma de ganancias sobre las acciones y el S&P Merval cerró la rueda con una caída de 1,90 por ciento. “Se veía venir un ajuste mayor para los papeles privados. Es que fueron muy buenas las ganancias para buena parte de los papeles locales en los últimos 40 días, y un descanso era el evento mas probable”, afirmó Eduardo Fernández, analista de Rava.

Según Ber, “que los activos domésticos vayan intercalando un respiro, tras las fuertes apreciaciones que acumularon en las últimas semanas, resulta razonable y saludable en busca de consolidar las mayores valuaciones alcanzadas de la mano del envión externo y el efecto Pichetto”.

“Además muchas manos orientadas hacia el trading podrían inclinarse por cerrar sus tácticas apuestas luego de la vertiginosa recuperación de las cotizaciones, dado que el camino hacia adelante todavía impondrá incertidumbre electoral y luego serios desafíos económicos”, agregó.