Villa La Angostura, aislada tras el derrumbe de un cerro

La Ruta Nacional 40 se encuentra totalmente cortada desde las primeras horas de la tarde por el derrumbe de un sector de la ladera de un cerro que cubrió toda la traza con rocas de gran magnitud, lodo y nieve, informaron fuentes viales. El tramo afectado une las ciudades de Bariloche con Villa la Angostura…

La Ruta Nacional 40 se encuentra totalmente cortada desde las primeras horas de la tarde por el derrumbe de un sector de la ladera de un cerro que cubrió toda la traza con rocas de gran magnitud, lodo y nieve, informaron fuentes viales.

El tramo afectado une las ciudades de Bariloche con Villa la Angostura en el kilómetro 2095, a la altura de la península Huemul, y en el lugar cuadrillas de Vialidad Nacional trabajan para despejar el camino, único acceso terrestre hacia la ciudad de Villa la Angostura.

La misma ruta, en el tramo del Camino de los Siete Lagos entre Villa La Angostura y San Martín de los Andes, permanece cerrado desde el fin de semana pasado por encontrarse intransitable por la gran cantidad de nieve en la zona.

En la misma línea, la Ruta Nacional 231 que conduce al paso internacional Samoré también está inhabilitada por acumulación de nieve. Además, la Ruta Nacional 23, que recorre desde Bariloche hasta Las Grutas, fue habilitada para que los automovilistas circulen con precaución y aportación obligatoria de cadenas en la zona cordillerana.

Por otro lado, el 50% de la población de Villa La Angostura sigue sin suministro eléctrico. De esta manera, la ciudad patagónica suma cuatro días sin luz como consecuencia de la intensa nevada del pasado fin de semana, que tumbó árboles y postes de luz. Además,  las clases siguen suspendidas en Villa La Angostura y otras localidades afectadas por el temporal.

Para afrontar los inconvenientes de la zona, el gobierno nacional, a través del Sistema Nacional para la Gestión Integral de Riesgo (Sinagir), amplíó los operativos de emergencia para asistir, con despliegue de medios y fuerzas federales, a pobladores y turistas afectados por las fuertes nevadas que se registraron el último fin de semana en Río Negro y Neuquén.

Todas las acciones coordinadas por el Sinagir, a cargo de la Secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad, en articulación con las distintas fuerzas provinciales y municipales.

En Río Negro, efectivos de Gendarmería y brigadistas del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) brindan asistencia y aprovisionamiento a familias ubicadas en zonas rurales de difícil acceso. En conjunto, trabajan los Guardaparques a través de trabajos de despeje y apeo de ramas caídas en los caminos al cerro Tronador y a la cascada Los Alerces, cuyos accesos continúan inhabilitados.