Es más riesgoso invertir a corto plazo que a largo plazo

La incertidumbre política sacudió con fuerza en los últimos días al mercado de deuda local y llevó a Argentina a marcar un nuevo hito: ser el único país emergente en donde los bonos de corto plazo rinden más que los largos. Esto significa que para los inversores hoy es más riesgoso invertir en nuestro país…

Es más riesgoso invertir a corto plazo que a largo plazo

La incertidumbre política sacudió con fuerza en los últimos días al mercado de deuda local y llevó a Argentina a marcar un nuevo hito: ser el único país emergente en donde los bonos de corto plazo rinden más que los largos.

Esto significa que para los inversores hoy es más riesgoso invertir en nuestro país pensando en un horizonte cercano que hacerlo con miras hacia más adelante. Es que el polarizado escenario que presentan las elecciones de octubre mantienen todavía demasiado alto el riesgo a un cambio radical en las políticas económicas, a pesar del crecimiento registrado por Cambiemos en las encuestas en el último mes.

Tras un fuerte desarme de posiciones en las últimas semanas, empujado principalmente por fondos internacionales que buscan llegar mejor cubiertos a las PASO, el rendimiento de los bonos en dólares de más corto plazo se disparó.

El viernes la tasa interna de retorno (TIR) del Bonar 20, que vence con el nuevo Gobierno en octubre del próximo año, se ubicó en el 17,47% en dólares, después de tocar el 20% un día antes. El Bonar 2024, que expira el 7 de mayo de ese año, rendía 15,66% en el cierre de la semana.

De esta forma, las tasas de los bonos de corto plazo superaron a la de los títulos con vencimiento más lejano: el Par y el Discount en dólares bajo ley Nueva York, que vencen en 2038, ofrecían al viernes una TIR de 9% y 11%, respectivamente.

“El clima político es el principal disparador del rendimiento de los instrumentos de corto”

Desde Delphos Investment señalan que este cambio en la curva de rendimientos de la deuda local responde fundamentalmente al riesgo político.

“Un fuerte contraargumento podría referirse a las dificultadas generadas por problemas estructurales, como inflación, déficit fiscal y comercial. Sin embargo, si nos remontamos solamente 5 meses hacía atrás, dichos problemas se encontraban más acentuados, pero los instrumentos de corto plazo rendían considerablemente menos”, señalaron en su informe semanal de mercados.

El análisis de Delphos indica que el caso más emblemático es el del Bonar 2020, “que en febrero, con indicadores coyunturales peores que los del día de hoy, rendía 9,41%. menos que el rendimiento actual”.

“Creemos que el clima político es el principal disparador del rendimiento de los instrumentos de corto”, afirmaron.

Los bonos cortos emitidos en dólares cayeron en promedio un 1,30%, medido en moneda dura, la semana pasada, empujados por la salida de fondos extranjeros, que buscan reducir el riesgo de cara a las elecciones y llegar más “controlados” a las PASO, a la espera de un resultado que permita clarificar un poco el altamente incierto escenario político actual.

Este movimiento impulsó al alza al riesgo país, que llegó a superar los 800 puntos la semana pasada, aunque luego logró acomodarse por debajo de esa marca el viernes, de la mano del renovado optimismo respecto a la posibilidad de una reelección de Mauricio Macri que generaron encuestas difundidas ese día.


Ver más productos


Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano



Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte



¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?


Ver más productos