Juegos Panamericanos: Carla Rebecchi, una mamá que vuelve a ser Leona

Carla Rebecchi sabía cuando anunció su despedida de Las Leonas en febrero de 2017 que podía no ser definitiva. No lo dijo en esa carta que subió a su cuenta de Instagram pero su deseo de ser mamá se había interpuesto entre ella y el hockey. Vera llegó rápido, apenas un año después. Y su…

Juegos Panamericanos: Carla Rebecchi, una mamá que vuelve a ser Leona

Carla Rebecchi sabía cuando anunció su despedida de Las Leonas en febrero de 2017 que podía no ser definitiva. No lo dijo en esa carta que subió a su cuenta de Instagram pero su deseo de ser mamá se había interpuesto entre ella y el hockey. Vera llegó rápido, apenas un año después. Y su regreso a la selección de hockey también: seis meses después, tras el Mundial en el que Argentina terminó en un lejano séptimo puesto, aceptó la convocatoria de Agustín Corradini, entonces DT del equipo. 

“No se me hizo duro el tema del retiro, porque también cuando pasó estaba decidida a formar una familia, quería hacer otras cosas aparte de la selección. Quedé embarazada rápido, pasé todo el embarazo, la tuve a Vera. Esa parte lo hizo llevadero. Además desde afuera veía a las chicas y las alentaba. Incluso he venido a entrenamientos. Y no le había cerrado las puertas porque no sabía realmente si por ahí me daban ganas de nuevo si llegaba una convocatoria. Dependía de un montón de factores. Pero cuando surgió la oportunidad me sentía con ganas de probar, de intentar de vuelta, porque sentía que tenía todavía un poco más para dar. Entonces dije voy a hacer el esfuerzo e intentarlo y acá estoy”, cuenta la delantera antes del debut en los Juegos Panamericanos, frente a Uruguay.

Carla Rebecchi y su pareja, Jorge Lombi. Foto: Diego Díaz

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

-¿Y al volver qué fue lo más duro? Vera solo tenía unos meses…

-Creo que lo que más me costó al principio fue empezar a dejarla sola. Este año con los viajes se me hizo dura esa parte. No tanto lo de entrenar y lo físico porque no fue algo que me costara cuando estaba, siempre lo disfruté porque es lo que me gusta hacer; disfruto de venir a entrenar y no me cuesta. El lado que me cuesta es dejarla a ella.

“La ProLeague estuvo buena porque nos sirvió para ensamblar el equipo y empezar a sentirnos cómodas dentro de la cancha. Jugar tantos partidos internacionales y de buen nivel hace crecer al equipo y le hace sumar experiencia”.

Carla Rebecchi – Las Leonas

-Cuando estabas embarazada dijiste que tenías miedo de ser muy hincha como mamá porque en tu vida sos muy estructurada. ¿Cómo resultaste?

-La verdad es que me sorprendí a mí misma. Pensé que iba a ser mucho más hincha. Soy bastante estructurada en un montón de cosas en mi vida y pensaba que iba a ser así con ella. Pero por suerte, dicho por mi marido (Jorge Lombi, ex jugador de la selección de hockey) que sabe cómo soy, soy bastante relajada con ella y me gusta esa manera más relajada de ser. La dejo que se manche con todo, que se meta en el barro. La realidad es que pensé que iba a ser más estricta con todo eso y soy muy relajada al final.

-¿Y Vera en qué te ayuda con el hockey?

-Ella es muy buena y se porta bárbaro. Está yendo al jardín, a sala de 1, y le gusta mucho y se entretiene. Sí es una nena súper inquieta pero, bueno, con los padres que tiene era obvio. Cuando yo me voy con la selección, se queda bárbara con Jorge. Y yo me quedo tranquila con que sé que está bien cuando no estoy y eso para mí es un alivio también.

“Debería haber igualdad, sin diferencias entre el deporte femenino y masculino. Sé que es muy difícil pero está buenísimo que se estén elevando las voces, como pasó con la movida del Mundial de fútbol femenino. Pensando a futuro, es lo que una quiere para sus hijos”.

Carla Rebecchi – Las Leonas

-Muchas deportistas postergan la maternidad hasta el momento del retiro o cuando deciden serlo y volver son cuestionadas. ¿Cómo lo viviste vos?

-Yo sentía que lo venía postergando un poco. Si no hubiese estado en Las Leonas, habría sido mamá antes. En ese momento tomé la decisión de dejar porque sentía muy adentro de que ya quería. Estaba tranquila con esa decisión. Siento que fue mi momento.

-¿Cómo imaginás el momento en el que decidas no jugar más definitivamente?

Hoy mi objetivo es llegar a los Juegos Olímpicos del año que viene. Va a ser distinto porque sé que no habrá vuelta. No va a haber otra vuelta. Ya está. Va a ser definitivo. Y ese momento de volver a alejarme va a ser bastante más fácil, porque ya la voy a tener a Vera y voy a estar queriendo buscar otro, ampliar la familia. Y eso ya te tiene muy entretenida. Los hijos te demandan un montón de tiempo.

-¿Tokio 2020 es lo que te motivó a volver, entonces?

-Sí. Pensar en Tokio, en otro Juego Olímpico. También porque me gusta y disfruto de esto. Me gusta venir a entrenar. Es lo que más me gusta hacer en mi vida. También lo pensé por ese lado: es lo que más me gusta, todavía hay un Juego Olímpico por delante y lo voy a intentar. Sería un sueño increíble y ojalá llegue, si Dios quiere.

“Es muy lindo poder volver a jugar un Panamericano, estar de nuevo en el equipo. Es un orgullo muy lindo ponerse la camiseta argentina y representar al país. Estoy disfrutándolo”.

Carla Rebecchi – Las Leonas

-Para conseguir ese pasaje en Lima, deberán volver a ganar unos Panamericanos, algo que no se dio en los últimos dos Juegos. ¿Cómo viven eso?

-Es un lindo desafío poder ir a ganar este torneo. Vivimos en un país exitista y siempre se espera más. Pero nosotras desde nuestro lugar siempre dimos el máximo e intentamos lograr resultados. Somos las primeras a las que nos gusta ganar y estar arriba en el podio. Por eso lo veo como una motivación ir al Panamericano y ganarlo. En cada Juego hay un equipo diferente y esta es otra oportunidad que tenemos de subirnos a lo más alto del podio y ojalá se nos dé. El objetivo más importante del año es ganar esa plaza y clasificar a los Juegos Olímpicos. 

Carla Rebecchi es sinónimo de interminable. Es símbolo de Las Leonas. Es una mamá aguerrida pero también una deportista que no pudo aguantarse las ganas de hacer lo que más ama.

Lima, Perú. Enviada especial.

MFV​