A puro triple, Argentina tuvo un estreno demoledor en el Mundial de China

Argentina mostró todo su potencial en su estreno en el Mundial de básquetbol que se juega en China. Le ganó por 95-69 a Corea del Sur, el rival más débil del grupo B, con una altísima eficacia en lanzamientos de tres (55%) y con Nicolás Laprovittola como máximo goleador con 17 puntos.El equipo de Sergio…

A puro triple, Argentina tuvo un estreno demoledor en el Mundial de China

Argentina mostró todo su potencial en su estreno en el Mundial de básquetbol que se juega en China. Le ganó por 95-69 a Corea del Sur, el rival más débil del grupo B, con una altísima eficacia en lanzamientos de tres (55%) y con Nicolás Laprovittola como máximo goleador con 17 puntos.

El equipo de Sergio Hernández, cuyo principal objetivo es conseguir una de las dos plazas reservadas para los equipos americanos para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, volverá a tener acción este lunes, desde las 5.30, cuando enfrente a Nigeria. Los africanos perdieron este sábado a la madruga con Rusia, que se impuso por 82-77.

Newsletters Clarín

Lo que tenés que saber hoy | Las noticias más importantes del día para leer en diez minutos

De lunes a viernes por la mañana.

Recibir newsletter

“Jugamos muy bien. Esa fue la clave. Salvo un ratito en el primer cuarto. Lo importante es ganar. Hay que ganar los otros dos que vienen para poder pensar en la clasificación para Tokio. Fue bueno que todos pudieran jugar para poder regular los minutos de cara a lo que viene”, sostuvo Luis Scola, el capitán argentino que disputa su quinto Mundial y terminó con 15 tantos, en diálogo con TyC Sports.

“El partido que viene será una prueba muy dura. Será un partido muy físico. Fue bueno que pudimos rotar y tener todos minutos. Lo único que queremos es dar todo y lograr nuestros objetivos”, completó Laprovittola.

En un primer cuarto cambiante, Argentina arrancó a puro triple para pisar fuerte en el arranque del partido. Primero Scola, luego Vildoza y más tarde Garino fueron los que acertaron desde larga distancia.

Sin embargo, el equipo nacional no estuvo fino en los intentos de dobles y Corea del Sur fue poco a poco limando la diferencia hasta pasar al frente en el marcador (9-10).

En ese momento, el equipo argentino hizo un click. Ya con Facundo Campazzo en cancha y con una defensa férrea, apagó al ataque de Corea y cerró el cuarto inicial con una racha de 13-0 para quedar 22-11 al cabo de la primeros diez minutos.

Mirá también

En el arranque del segundo cuarto, el equipo de Sergio Hernández volvió a tener dudas. Seco en ofensiva, los asiáticos poco a poco se fueron acercando en el marcador (23-18) hasta que un bombazo de Nicolás Brussino volvió a traer calma -el único punto en el parcial había llegado a través de un simple de Deck-.

Una falta antideportiva de Lee contra Gallizzi marcó el quiebre. El pivote acertó los dos libres y enseguida, con Argentina en posesión de la pelota, Campazzo convirtió un triple para sacarle 5 puntos al foul del gigante coreano.

De la mano del cordobés -sin rastros de la lesión que asustó a todos en el inicio de la semana- y del Patito Garino, que también acertó desde larga distancia, y una defensa asfixiante, Argentina volvió a meter un parcial de 13-0 para alejarse nuevamente en el marcador por 41-23 a falta de dos minutos para el cierre de la primera mitad.

Mirá también

Guna Ra, el estadounidense nacionalizado coreano, fue el único que entregó respuestas en el conjunto asiático. Un par de canastas consecutivas del moreno sirvieron para limar un poco la distancia. Argentina se fue 43-28 al descanso luego de un doble de Deck. Ra terminó la noche con 31 puntos y 15 rebotes.

En el arranque del tercer cuarto, la Argentina volvió a golpear con su principal arma: los triples. Laprovittola, que no había podido anotar en la primera mitad, se destapó y con tres aciertos sobre cuatro intentos, lideró la ofensiva del equipo que llegó a sacar una luz de 20 puntos (57-37).

Mirá también

Luego volvió a aparecer Scola, con un triple y una corrida, para poner el marcador 62-40 para estirar diferencias, ganar tranquilidad y comenzar a llevar adelante una rotación clave para descansar piernas

En el último cuarto, Argentina fue una aplanadora. Otra vez con intentos de larga distancia, pero también con buenas combinaciones ofensivas fue erosionando las defensas de los asiáticos para sacar por momentos más de 30 puntos de diferencia. Al final fue