Movimientos sociales respaldan el acuerdo multisectorial con prioridad en los pobres

Al definirla como un punto de partida para enfrentar la crisis, la mayoría de las organizaciones sociales resaltaron la firma del Compromiso Argentino de Solidaridad (CAS) que encabezó el presidente Alberto Fernández. El triunvirato San Cayetano núcleo de los sectores piqueteros dialoguistas exaltaron que esencia del consenso básico “en la mayoría de los puntos del…

Movimientos sociales respaldan el acuerdo multisectorial con prioridad en los pobres

Al definirla como un punto de partida para enfrentar la crisis, la mayoría de las organizaciones sociales resaltaron la firma del Compromiso Argentino de Solidaridad (CAS) que encabezó el presidente Alberto Fernández. El triunvirato San Cayetano núcleo de los sectores piqueteros dialoguistas exaltaron que esencia del consenso básico “en la mayoría de los puntos del documento remarcan la política económica y social de la Casa Rosada para que la urgencia sean los más castigados por la crisis”, resaltó a BAE Negocios el dirigente de la CTEP Gildo Onorato.

Sin soslayar que la convocatoria constituye una nueva etapa de negociación con el FMI, para Onorato existe un camino que es “obligatorio desde la nobleza” y amplió que el mismo es fortalecer el diálogo en la búsqueda de consensos que van más allá del aspecto básico. “Tenemos la certeza de que la deuda que con más urgencia se debe honrar es con los más humildes, a los que más han sufrido, porque no se puede hacer efectivo ningún pago al FMI sin priorizar la deuda social en el país”.

Mientras el Polo Obrero, donde confluyen sectores de izquierda, fustigó tanto el CAS como la “inacción” de los dirigentes sindicales y sociales que lo firmaron, el referente de la CTEP destacó incluso la actitud “integradora” de la CGT. “Expresaron una enorme voluntad de diálogo tanto hacia el Gobierno como para las organizaciones sociales y otras centrales de trabajadores. Fue lo transmitió el secretario general Héctor Daer y para nosotros eso es significativo porque también con la UTEP nos sentimos parte de esta nueva etapa que se abre con el acuerdo multisectorial”, sostuvo. Onorato hizo referencia así a la Unión de Trabajadores de la Economía Popular, el flamante sindicato piquetero que se lanzó en Ferro Carril Oeste días atrás.

“Nadie puede culparnos por nuestra conducta responsable en los últimos cuatro años y más allá de nuestras enormes diferencias con la gestión de Macri, aprendimos de otras crisis en cuanto a que los conflictos sociales deben tener solución por vías institucionales“, remarcó.

Quien también suscribió el CAS en representación de movimientos sociales fue Silvia Saravia, la coordinadora nacional de Barrios de Pie, Libres del Sur. “Se trata de un primer paso importante para que diversos sectores nos podamos sentar y plantear como se trabaja por la reconstrucción del país. El mismo Presidente no dudó en señalar que la situación del país es muy frágil”, dijo.

Saravia le subrayó a este diario que no se puede disimular siquiera que en cientos de barrios está “a la vista de todos la pobreza, la desocupación. Por eso vemos bien que la prioridad tenga foco en los sectores más castigados por las políticas que implementó el gobierno de Mauricio Macri“.

La dirigente de Barrios de Pie consideró indispensable para emerger de la crisis “un proyecto de patria que garantice el trabajo y asegure una justa distribución de la riqueza“.