La construcción, a la espera de su “segundo semestre”

En medio de una crisis de empleo sin precedentes, el sector de la construcción se esperanza con encontrar un piso a partir de la canalización del ahorro de las familias, que podría volcarse a la refacción y ampliación de viviendas, ante la imposibilidad de hacerse de divisas y de acceder al crédito hipotecario. Al mismo…

La construcción, a la espera de su “segundo semestre”

En medio de una crisis de empleo sin precedentes, el sector de la construcción se esperanza con encontrar un piso a partir de la canalización del ahorro de las familias, que podría volcarse a la refacción y ampliación de viviendas, ante la imposibilidad de hacerse de divisas y de acceder al crédito hipotecario. Al mismo tiempo, el Gobierno sigue sin enviar algún tipo de señal a los empresarios en lo que respecta a la obra pública, por lo que en esta esfera no se esperan novedades al menos hasta bien entrado el año. Así, la expectativa está puesta recién para mediados de 2020.

Como explicó ayer BAE Negocios, mientras el consumo de asfalto y cemento se hunde a mínimos históricos, las pinturas, placas de yeso y, sobre todo, pisos y revestimientos cerámicos amagaron con una reactivación durante los últimos meses, según muestran los propios datos del Indec y el indicador Construya que elaboran las compañías líderes de la actividad.

Al análisis que difundió el viernes el Instituto de Estadística y Registro de la Actividad de la Construcción (Ieric) se sumó Ecolatina. La consultora evaluó en el mismo sentido que “en un contexto de cepo cambiario, la construcción se configura como una opción para dolarizar ahorros“.

En el caso de las familias, los ahorros podrían volcarse a reformas y ampliación de viviendas, y en el caso de las empresas, a la construcción de oficinas y/o viviendas nuevas, como forma de resguardar las utilidades ante la imposibilidad de girarlas al exterior”, puntualizó la firma.

“En este contexto la construcción podría experimentar una mejora hacia la segunda parte del año y concluir el 2020 bajo un proceso de reactivación”, pronosticó Ecolatina.

Por su parte, el Ieric había destacado que “la marcha positiva de estos insumos podría estar evidenciando, particularmente, la revitalización de cierto segmento de obra ligado a reformas y remodelación, aunque la marcha positiva de los permisos de obra indica también cierta activación de proyectos inmobiliarios traccionados por afán inversor”. “La dificultad para mudarse y la valorización de ahorros dolarizados podrían ser factores subyacentes a este fenómeno“, explicó el Instituto.

En lo que respecta a la obra pública, la falta de definiciones y anuncios por parte del ministro Gabriel Katopodis muestra la postura cautelosa que eligió el oficialismo en lo que refiere a esta esfera. En el sector comentan que es probable que hasta marzo no haya novedades en este frente.

Mientras tanto, el massismo continúa copando lugares dentro del organigrama encargado de la infraestructura. El ex candidato del Frente Renovador en Morón, Martín Marinucci, quedará al frente de Trenes Argentinos y como director de legales de esa empresa estatal quedará el abogado Gonzalo Fuentes Zarballo, también ligado al ex intendente de Tigre. Aunque el filtro final será del secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, aclararon fuentes al tanto de las negociaciones por los “ravioles”.