La mejora de sueldos a privados por decreto será remunerativa pero exenta de aportes

La mejora salarial por decreto que anunciará el Gobierno todavía es motivo de gestiones, ultimar más que detalles y otras cuestiones respecto a la normativa. “Vamos a sacar un aumento en enero que será a cuenta de futuras paritarias. Ese número será un piso: la empresa podrá pagar más si así lo consideran”, fue la…

La mejora de sueldos a privados por decreto será remunerativa pero exenta de aportes

La mejora salarial por decreto que anunciará el Gobierno todavía es motivo de gestiones, ultimar más que detalles y otras cuestiones respecto a la normativa. “Vamos a sacar un aumento en enero que será a cuenta de futuras paritarias. Ese número será un piso: la empresa podrá pagar más si así lo consideran“, fue la expresión del ministro de Trabajo, Claudio Moroni, para referirse al tema. La tónica sigue precisa en cuanto a aplicar proporción indirecta para el mayor beneficio a los sectores con menor salario y que firmaron paritarias a la baja durante el último año. Simetría con las mejoras decididas para los jubilados, tanto en la proporción, más a los que cobran menos, como en cuanto al pago desdoblado.

Más allá de los dichos de Moroni a Radio10 en relación al aumento, los empresarios, sector clave en la discusión sobre formas y alcances del decreto, reiteran que la mejora se abonará en cuotas, se consignará por actividad y allí el escenario también es más que dispar, la situación de empleadores, sobre todo pymes, influye por demás. Alguna de las certezas que existen a la fecha es la decisión de que los incrementos sean remunerativos, léase en contraste con los últimos $5.000 que definió el gobierno de Mauricio Macri, se pagan todavía en mensualidades dentro de un amplio rango de empresas.

Se considera un hecho que esta mejora que anunciará la Casa Rosada estará exceptuada del pago de aportes y contribuciones patronales, en cambio serán efectivos los aportes destinados a obras sociales y se computará para aguinaldo, vacaciones e indemnización, entre otros rubros.

El objetivo es recomponer el poder adquisitivo de los empleados más castigados por la inflación“, reiteraron fuentes empresarias y sindicales a BAE Negocios. Si de ansiedad se trata, hasta los dirigentes gremiales que participaron del lanzamiento el Plan de Lectura que anunció ayer el Gobierno consultaron a funcionarios para conocer “informalmente” alguna precisión respecto al decreto salarial. “La respuesta fue un silencio absoluto”, confiaron a este medio.

El tenor del decreto incluye su aplicación también en la administración pública, tendrá carácter remunerativo “con la finalidad de recomponer los salarios básicos de convenio que quedaron rezagados frente a la inflación”, reiteraron.