“NO a la megaminería, el Atuel también es pampeano. La lucha del pueblo mendocino es la de los pampeanos”

Diversas organizaciones sindicales, sociales y políticas firmaron un documento en forma conjunta donde expresaron su solidaridad con la lucha del pueblo mendocino por el agua, contra la megaminería y la contaminación. Saludaron la movilización popular que llevo al Gobernador Suarez a que el poder Legislativo derogara la ley 9209. De esta manera recupera vigencia la…

“NO a la megaminería, el Atuel también es pampeano. La lucha del pueblo mendocino es la de los pampeanos”

Diversas organizaciones sindicales, sociales y políticas firmaron un documento en forma conjunta donde expresaron su solidaridad con la lucha del pueblo mendocino por el agua, contra la megaminería y la contaminación.

Saludaron la movilización popular que llevo al Gobernador Suarez a que el poder Legislativo derogara la ley 9209. De esta manera recupera vigencia la ley 7722 que prohíbe la minería a cielo abierto y el uso de tóxicos como el cianuro y ácido sulfúrico.

Firman el documento, dirigentes de la Asamblea por los Ríos Pampeanos, Utelpa, Sitraj, Agrupación Celeste de Utelpa, CTA de los Trabajadores, Luz y Fuerza, Desde el Pie, Frente Multisectorial 21F, Centro Empleados de Comercio, Sitrasap, Kausa Popular, Agrupación Violeta de Docentes y La Pampa Tenía un Río.

“Compartimos que el agua no se toca. Porque es un elemento vital para la vida humana. Constituye uno de los bienes comunes de los pueblos y protegerla contra los efectos devastadores de la megaminería y la contaminación es una responsabilidad de los Pueblos para garantizar la vida en el presente, y de las futuras generaciones.

La destrucción del medio ambiente sacrificado por la explotación minera a cielo abierto altera y afecta la vida misma de otras regiones y provincias por la contaminación producida por los químicos utilizados, especialmente el cianuro.

El destino de la humanidad está comprometido. El agua es ahora un recurso natural escaso. Por lo tanto, es estratégico preservarlo porque es de todos. Constituye uno de los bienes más preciado por la humanidad.

Sin agua no hay vida, por eso es un derecho humano al que debemos acceder todos y todas.

Consideramos que el agua es un derecho de los Pueblos y al ser un bien común esencial para la vida. La megaminería atenta contra esos derechos al contaminarla con sustancias tóxicas que para su explotación a cielo abierto y con el proceso de lixiviación por cianuro, requiere, además, extraordinarias cantidades de agua lo que va en detrimento de las reservas de agua dulce con que contamos en nuestras provincias.

Felicitamos al pueblo de Mendoza que ha sabido mantener el reclamo en forma firme y pacífica, reclamo que nos pertenece mancomunadamente como Pueblo que demanda, desde hace setenta años, por el cumplimiento de la interprovincialidad del Río Atuel, la que, los sucesivos gobiernos de Mendoza incumplen no permitiendo el escurrimiento del cauce de agua permanente en territorio Pampeano.

La gestión sustentable del agua y el ambiente debe asegurarse a través de la protección de las cuencas hídricas y su manejo integral, única forma de asegurar la vida y el cuidado del medio ambiente.

Condenamos a los gobiernos que priorizan el poder económico ante el derecho de los pueblos.

¡La lucha del Pueblo de Mendoza es la del Pueblo de La Pampa!

Por eso como pueblo pampeano decimos que el río Atuel también es pampeano y no a Portezuelo del Viento«.