Pisando la herencia recibida

Todavía no pudo desarmar las bombas. Pero el gobierno de Alberto Fernández inició una cadena diaria de anuncios como parte de un esquema para ralentizar el mecanismo y evitar la detonación. Ayer, veinticuatro horas antes de que finalice el año, prorrogó planes, suspendió la actualización de tarifas y armó su propio “Plan alivio” con la intención de evitar que caiga sobre los bolsillos de…

Pisando la herencia recibida

Todavía no pudo desarmar las bombas. Pero el gobierno de Alberto Fernández inició una cadena diaria de anuncios como parte de un esquema para ralentizar el mecanismo y evitar la detonación.

Ayer, veinticuatro horas antes de que finalice el año, prorrogó planes, suspendió la actualización de tarifas y armó su propio “Plan alivio” con la intención de evitar que caiga sobre los bolsillos de los ciudadanos todo el peso de los aumentos que el macrismo contuvo en pos de mejorar sus chances electorales.

Postergó el acuerdo para deudores hipotecarios UVA, el programa Ahora 12, congeló las tarifas de los peajes de rutas nacionales y confirmó que no aumentarán los combustibles. Entre marzo y junio deberá rediscutir todo lo que dilató.

Con el escenario actual, el Frente de Todos se apoya en la recuperación de la capacidad de consumo para pasar el verano, y el otoño. Pero sabe que, patear para adelante, siempre tiene un límite.