La prioridades de Russo para Boca: el futuro de Tevez y De Rossi, los que se pueden ir y los que pueden llegar

Este viernes comenzará el ciclo de Miguel Ángel Russo al frente de Boca y lo hará con una reunión en Casa Amarilla y luego con una primera concentración para empezar con los trabajos en el complejo que el club tiene en Ezeiza. Allí charlará con todo el plantel y les dará la bienvenida junto a Juan…

La prioridades de Russo para Boca: el futuro de Tevez y De Rossi, los que se pueden ir y los que pueden llegar

Este viernes comenzará el ciclo de Miguel Ángel Russo al frente de Boca y lo hará con una reunión en Casa Amarilla y luego con una primera concentración para empezar con los trabajos en el complejo que el club tiene en Ezeiza. Allí charlará con todo el plantel y les dará la bienvenida junto a Juan Román Riquelme y Jorge Amor Ameal​. Pero más allá de los estudios médicos y de las presentaciones, tanto el DT como el vicepresidente tendrán que empezar a tomar resoluciones en el corto plazo.

Carlos Tevez, con contrato vigente en su relación con AFA hasta junio, será una de las caras más importantes en el primer día. El Apache, quien todavía no acordó la extensión de su vínculo pese a manifestar su deseo de seguir en el club por otro año, mantendrá una charla con el entrenador y con Román para saber cómo serán los primeros pasos.

No hay apuro de las partes en acordar algo que se charlará y se resolverá “en cinco minutos” pero desde el lado del club quieren dejar en claro su mirada. Tevez avisó antes y después de las elecciones, en un guiño a la nueva CD, que su idea es quedarse aunque sea en un rol secundario.

Carlos Tevez dejó en claro en diciembre que le gustaría seguir en Boca. Foto: Constanza Niscovolos

Ameal, en cambio, fue más cauto: “Tevez tiene contrato con Boca hasta junio pero él puede decidir interrumpirlo el 15/1”. Los caminos conducen a que Carlitos termine su estadía en el club este año pero después de su reunión con Riquelme se sabrá cuándo pondrá fin a su carrera en azul y amarillo. Una ausencia del futbolista, impensada, generaría un conflicto que dejaría debilitado a Carlitos después de haber sido poco claro en el tema contractual, luego de cobrar toda la prima de su contrato antes de la partida de Daniel Angelici del club y sin aclarar que su vínculo con Boca se estiraba hasta junio.

Daniele De Rossi es otro de los apellidos de peso. El italiano llegará desde Italia (estuvo en Roma durante el receso) para ponerse a disposición de la nueva conducción. Su contrato caduca en junio y su intención, tal como expresó, es la de cumplir con su palabra. Es cierto. la partida de Nicolás Burdisso como director deportivo condicionó su día a día y la situación económica de la Argentina respecto al dólar es una problemática difícil de resolver. Pero De Rossi hablará con Riquelme y Russo para saber qué lugar tendrá en esta nueva etapa. Hay una fecha que puede ser un quiebre de hecho: marzo. La Superliga finaliza en ese mes y recién después empieza la Copa Libertadores, por lo que de las conversaciones se desprenderá hasta cuándo se quedará el romano en Brandsen 805.

De Rossi vuelve de Italia, pero quiere saber qué lugar ocupará en el equipo. Foto: Germán García Adrasti.

El resto del plantel estará presente. Y deberán reaparecer jugadores que estaban a préstamo (algunos lo harán durante la semana) como Nahuel Molina Lucero (tiene chances de quedarse en el club) y otros a los que se le otorgarán permisos como a Sebastián Pérez (le queda un año de vínculo) y Leo Jara (terminó su préstamo en la MLS). En ese sentido será clave también el armado del plantel de la Reserva, que estará a cargo de Sebastián Battaglia. Y luego llegará el tiempo de empezar a charlar las posibles salidas de futbolistas que son pretendidos desde el exterior. A Carlos Izquierdoz lo busca Monterrey y todavía debe hablar de una actualización de su contrato con Boca, desde la MLS pidieron condiciones por Emanuel Reynoso y por Sebastián Villa hay una propuesta del fútbol mexicano.

Mirá también

En tanto, a Iván Marcone y Julio Buffarini les adelantaron que escucharán ofrecimientos por ellos pero no van a negociarlos por un valor menor a lo que el club invirtió por ellos, salvo que ingresen en una operación por algún futbolista que le interese a Russo. En el rubro altas, la opción de Edwin Cardona y de Paolo Guerrero​ son las únicas por las que Juan Román Riquelme habló con los futbolistas. Y fue contundente: para llegar a Boca deberán bajar sus pretensiones salariales y negociar la salida de sus clubes. Si eso no prospera, el club desistirá de su búsqueda.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA