El Gobierno se anticipa al avance del virus y busca hoteles en todo el país

La industria del turismo es una de las más perjudicadas con esta pandemia. El sector de hoteles reúne a 116.000 establecimientos de todo el país de los cuales 110 están ubicados en la Ciudad de Buenos Aires. En el marco de esta emergencia sanitaria, desde el Gobierno porteño y nacional se le pidió camas a…

El Gobierno se anticipa al avance del virus y busca hoteles en todo el país

La industria del turismo es una de las más perjudicadas con esta pandemia. El sector de hoteles reúne a 116.000 establecimientos de todo el país de los cuales 110 están ubicados en la Ciudad de Buenos Aires.

En el marco de esta emergencia sanitaria, desde el Gobierno porteño y nacional se le pidió camas a la industria hotelera, no sólo para poder poner en cuarentena a los argentinos repatriados, sino también para tener un resguardo en caso de que el sistema sanitario colapse. Lo mismo se replica en las principales plazas del país.

Aldo Elías, Presidente de la Cámara Argentina del Turismo y vicepresidente de la Asociación de Hoteles de Turismo contó a BAE Negocios como fue la respuesta del sector. “El gobierno porteño necesitaba 2.000 habitaciones y le pidió a las cámaras. El que quería se ofrecía. En estos acuerdos, el hotelero le entrega el esqueleto del hotel y el gobierno se encarga de todo el servicio. Hubo una muy buena respuesta en Capital y provincia de Buenos Aires. En Salta y Tucumán también, pero está costando conseguir hoteles en Córdoba”.

En la Ciudad de Buenos Aires se llegó a un acuerdo con más de una decena establecimientos: Panamericano, Presidente, Regente Conquistador, Cian de las Americas, Gran View, Deco Recoleta, Ibis Congreso, Escorial, America Towers, Lafayette, Howard Johnson Florida, entre otros.

En este caso, el acuerdo implica que el gobierno porteño se hace cargo de las instalaciones y el único personal del hotel que trabaja es el de la recepción y el de mantenimiento.

En provincia de Buenos Aires, por ahora, consiguieron nueve hoteles que representan un total de 1.000 plazas. Están listos el Sheraton Pilar, Whyndam de Nordelta, El Casco de San Isidro, Howard Johnson Pilar, Ramada de Vicente López, San Isidro Plaza, Sofitel la Reserva Cardales, Quinta Esencia en Pilar y el Hotel Spa San Carlos en San Antonio de Areco.

Si bien se trata de hoteles de tres cuatro y cinco estrellas, los valores que acordó pagar el Gobierno nada tienen que ver con las tarifas que pagan usualmente los turistas. En algunos casos, llega al 10% del valor de lo que se consigue un hotel como el Panamericano que recibió a la mayoría de los argentinos que llegaron en el famoso Buquebus. En épocas normales, un hotel cinco estrellas en la ciudad puede llegar a los USD350 la noche.

La disponibilidad de estas camas son un gran aporte del sector hotelero, que está atravesando una grave situación con las fronteras cerradas y sabe que una vez que termine esta pandemia, los pasajeros no volverán en el acto.

Algunos argentinos repatriados se quejaron no sólo de Aerolíneas, sino también de algunos hoteles, desconociendo que no están haciendo turismo, están en cuarentena y no cuentan con los servicios de un hotel cinco estrellas. “El Gobierno está haciendo lo que puede y sorprende el poco nivel de tolerancia, ante esta difícil situación crítica”, agregó Elías.

El directivo fue claro: “Esta situación se ha generado por todos los que han decidido salir de viaje, a pesar de lo que el buen juicio marcaba, ya que el Gobierno lo venía advirtiendo. Vino el problema de repatriarlos, traerlos a hoteles para evaluar y se quejan. Esto no es un jardín de infantes, nadie está donde quiere estar. Sino, estarían en clubes, menos preparados. Esto es casi un guerra y tienen que entenderlo”.

En paralelo, el sector exige más medidas para paliar la difícil situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *