Tras el pedido del Gobierno, los precios en Liniers bajaron 3%

El Gobierno nacional está preocupado por el precio de la carne en los mostradores y en medio de rumores de intervención en este mercado, consignatarios y matarifes que operan en el Mercado de Liniers reconocieron que mantuvieron contactos con autoridades del ministerio de Agricultura nacional. En estas conversaciones, los funcionarios pidieron que estos eslabones de…

Tras el pedido del Gobierno, los precios en Liniers bajaron 3%

El Gobierno nacional está preocupado por el precio de la carne en los mostradores y en medio de rumores de intervención en este mercado, consignatarios y matarifes que operan en el Mercado de Liniers reconocieron que mantuvieron contactos con autoridades del ministerio de Agricultura nacional. En estas conversaciones, los funcionarios pidieron que estos eslabones de la comercialización bovina deben encontrar un nivel de precios en su operatoria que no impacte en las carnicerías.

El vicepresidente de la Cámara de Matarifes y Abastecedores (Camya), Sergio Pedace, explicó que desde la cartera agropecuaria nacional les solicitaron que “no se deben subir los precios y hacer un esfuerzo para que la carne llegue a $205-$210 a las carnicerías”, en referencia al valor de la media res. Por su parte, el presidente del Mercado de Liniers, Oscar Subarroca, reconoció en declaraciones periodísticas que las autoridades “nos piden que tengamos cuidado, que estamos atravesando una situación delicada del país”.

Desde las entidades que componen la Mesa de Enlace, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, Jorge Chemes, declaró que mantuvo un diálogo con el ministro de Agricultura Luis Basterra sobre este tema. “Me aclaró que el Gobierno no tiene ninguna intención de intervenir ningún mercado y menos el de la carne”, afirmó el directivo.

El paro del campo primero y el aislamiento obligatorio decretado por el Gobierno nacional sumaron presión alcista a los valores de la carne bovina, que desde la segunda de marzo incrementó sus valores de manera sostenida, hasta superar con holgura la barrera de los $110 por kilo en las categorías de consumo. Esta situación fue evidente sobre todo la semana pasada, en donde los ingresos fueron los habituales pero los precios fueron sostenidos.

Tras este ida y vuelta entre funcionarios nacionales y operadores del Mercado de Liniers, las ventas en este recinto cerraron con bajas de hasta 3% en las categorías de consumo livianas. Con un ingreso de 11.374 cabezas, el máximo corriente para el consumo fue de $110, cuando en las ventas del viernes pasado alcanzó los $114.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *