Más de 50 organizaciones de izquierda participaron de la conferencia latinoamericana y de EE.UU.

El Frente de Izquierda Unidad organizó  el cierre de la conferencia latinoamericana y de Estados Unidos, que congregó a más de 50 organizaciones políticas que participaron en un plenario a distancia, transmitido por las plataformas de Facebook y Youtube. De esta forma, partidos y agrupaciones de izquierda de la Argentina, Chile, Brasil, Perú, Bolivia, Uruguay,…

Más de 50 organizaciones de izquierda participaron de la conferencia latinoamericana y de EE.UU.

El Frente de Izquierda Unidad organizó  el cierre de la conferencia latinoamericana y de Estados Unidos, que congregó a más de 50 organizaciones políticas que participaron en un plenario a distancia, transmitido por las plataformas de Facebook y Youtube.


De esta forma, partidos y agrupaciones de izquierda de la Argentina, Chile, Brasil, Perú, Bolivia, Uruguay, República Dominicana, Paraguay, Panamá, Nicaragua, Costa Rica, Colombia, Venezuela, Ecuador, México y Estados Unidos se dieron cita en este encuentro en el que analizaron “las rebeliones populares” en tiempos de pandemia de coronavirus.
Según consignó un comunicado difundido por el Frente de Izquierda, el jueves y el viernes, representantes de estos espacios integraron mesas de debate en las cuales se discutió sobre la actualidad de Estados Unidos, la situación internacional, sobre movimiento obrero y la realidad latinoamericana.

En estos debates participaron, entre otros, la diputada nacional Romina Del Plá, Néstor Pitrola y Pablo Giachello, dirigentes todos del Partido Obrero (PO)

El legislador porteño y dirigente del PO Gabriel Solano,estuvo a cargo de la apertura del plenario y señaló que “las rebeliones populares que atravesaron el continente en el año 2019 no están cerradas”, y vaticinó que “tendrán continuidad al calor del agravamiento de la crisis capitalista”.

“La crisis mundial tiene por epicentro a los EEUU, donde ha estallado también una rebelión de enorme alcance e impulsa los movimientos de masas en todo el planeta. La pandemia y las políticas de rescate capitalista tomadas ante ella por los gobiernos, agudizaron la crisis social, económica y sanitaria en la que se hunde el continente”, observó Solano.

El dirigente planteó “la necesidad de poner en pie un canal de lucha y una alternativa política socialista a escala continental, basada en la independencia política de los trabajadores”.

“Para poner en pie un polo independiente a escala continental nos valemos de la experiencia del FIT en la Argentina. Así lo refleja el documento acordado por los participantes y el plan de acción común resuelto”, remarcó.

En el marco del encuentro, las organizaciones resolvieron realizar el próximo 27 de agosto “concentraciones y actos en las embajadas de EEUU de todos los países, para apoyar la rebelión del pueblo norteamericano, y rechazar la injerencia imperialista en América Latina y llamar al no pago de las deudas externas de los países de América Latina y el Caribe y de todos los pueblos oprimidos”.

También decidieron “apoyar la lucha de los trabajadores y el pueblo chileno que exige la renuncia del presidente Sebastián Piñera”, y reclamaron “la libertad de todos los presos de la rebelión” en la nación andina.

Además, se comprometieron a respaldar a escala globlal la lucha de los trabajadores de reparto de las APP, y a “luchar contra las rebajas salariales y despidos que pretenden imponer gobiernos y patronales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *