Canelo Álvarez acelera los tiempos para convertirse en el campeón absoluto

Saúl “Canelo” Álvarez, el último gran ídolo mexicano, apunta bien alto. Tiene la mente fija en un sueño grande, que quiere hacer realidad lo antes posible. “Para mí es muy importante dejar un legado en este deporte. Quiero seguir haciendo historia y así cuando la gente hable de boxeo, siempre me recordará. Mi objetivo a…

canelo-alvarez-acelera-los-tiempos-para-convertirse-en-el-campeon-absoluto

Saúl “Canelo” Álvarez, el último gran ídolo mexicano, apunta bien alto. Tiene la mente fija en un sueño grande, que quiere hacer realidad lo antes posible. “Para mí es muy importante dejar un legado en este deporte. Quiero seguir haciendo historia y así cuando la gente hable de boxeo, siempre me recordará. Mi objetivo a corto plazo pasa por ganar todos los títulos mundiales de las 168 libras“, declaró hace unos días el mexicano. Por eso, no tiene problemas en acelerar los tiempos y proyecta un año con muchísima acción, que le permitirá convertirse en el “campeón indiscutido de los supermediano”.

El 19 de diciembre pasado, el mexicano derrotó por puntos, en decisión unánime, al británico Callum Smith y se apoderó de los cinturones de esa categoría de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), que puso en juego su rival, y del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que estaba vacante. “Este es el primer paso, vamos por más. Esta es la era del Canelo”, avisó entonces. Y rápidamente puso manos a la obra para cumplir su promesa.

Este sábado, menos de dos meses después de ese combate que se celebró en San Antonio (Texas), Álvarez hará la primera defensa de su doble corona ante el turco Avni Yildirim en el Hard Rock Stadium de Miami ante unos 15 mil espectadores. Será una pelea en la que el Canelo parte como gran favorito y ante un rival designado como retador obligatorio al que debería superar sin muchos problemas. Porque lo más importante está más adelante.

El británico Billy Joe Saunders será el rival del Canelo el 8 de mayo, por el título mundial de la OMB. Foto Reuters/Andrew Couldridge

El mexicano y su entorno ya proyectan otros dos enfrentamientos más para los próximos meses. El 8 de mayo se medirá con el británico Billy Joe Saunders y buscará adueñarse del título de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). Según aseguro su entrenador y manager Eddy Reynoso, esa cita está “prácticamente negociada”.

En tanto, en septiembre -aunque no está confirmado, probablemente el 15 o 16, fechas en las que se celebra el Día de Independencia de México- espera volver a subirse al ring. El rival ideal para ese combate sería el estadounidense Caleb Plant, titular de la corona de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

“Espero que ganemos las dos peleas que hemos negociado (Yildirim y Saunders) y luego el combate con Calen Plant para intentar hacer lo que ningún mexicano ha hecho, ser campeón indiscutido“, dijo Reynoso, que advirtió que igual el plan es despedir el 2021 con otro compromiso más.

Sí, insaciable y ambicioso, el Canelo no piensa detener su marcha y se ilusiona con hacer una pelea antes de fin de año ya con los cuatro títulos en su poder. ¿El rival? Probablemente, el kazajo Gennadiy Golovkin, un ex medallista olímpico y campeón mediano de la AMB, la FIB y el CMB.

Álvarez espera negociar para septiembre una pelea con Caleb Plant, campeón mundial supermediano de la FIB. Foto Instagram @calebplant

Claro que antes de llegar a  Saunders, a Plant y a Golovkin, el mexicano deberá superar a Yildirim, quien acarrea una inactividad de más de dos años. Su último combate fue el 23 de febrero de 2019, cuando se anotó una polémica derrota por puntos ante el estadounidense Anthony Dirrell. El turco tiene un record de 21 victorias, 12 por nocaut, y dos derrotas.

“Va a venir a tratar de arrancarme la cabeza. A intentar ganarme, sin dudas. Es un peleador fuerte, que siempre presiona en las peleas. Estaremos listos”, anticipó el mexicano. Y se defendió de quienes lo critican por “elegir siempre rivales que no representan un peligro para él”.

“No tengo que dar ninguna explicación porque nunca estarán contentos con nada. En Yildirim veo a un peleador fuerte, que va hacia adelante y tiene mucha valentía. Puede ser peligroso en cualquier momento”, aseguró el mexicano.

Este sábado, el mexicano enfrentará al turco Yildirim, un rival que no tiene una pelea profesional hace más de dos años. Foto EFE/ Giorgio Viera

Gran favorito en las apuestas, Álvarez tiene sin embargo un punto en contra: el poco tiempo que pasó desde su última pelea. Está habilitado reglamentariamente para regresar al ring, porque en el duelo de diciembre, Smith no lo lastimó mucho. Pero habrá que esperar para ver si esos 70 días de preparación resultan suficientes,

El Canelo cobrará por el combate 30 millones de dólares, entre bolsa de premio, porcentaje por ventas de PPV e ingreso de sponsors. Así alimentará su fortuna personal, estimada de unos 300 millones de dólares. Una fortuna que, igual, no le sirve para comprar los cuatro ostentosos cinturones que él más desea: los de campeón mundial de las cuatro organizaciones de boxeo.

Por eso, las buscará arriba del cuadrilátero. Y este sábado, dará el primer paso de este 2021 cargado de acción, en el que intentará cumplir ese ambicioso sueño.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA