Vaca Narvaja: “La coordinación con China fue clave para mantener la robustez del sistema sanitario”

“El avance de China no sólo se da en nuestra región, es un fenómeno global”, dijo el embajador. El flamante embajador en China, Sabino Vaca Narvaja, aseguró que la buena sintonía entre el presidente Alberto Fernández y su colega chino, Xi Jinping, marcó “una cooperación sin precedentes” entre ambos países, algo que juzgó “fue clave…

vaca-narvaja:-“la-coordinacion-con-china-fue-clave-para-mantener-la-robustez-del-sistema-sanitario”

“El avance de China no sólo se da en nuestra región, es un fenómeno global”, dijo el embajador.

El flamante embajador en China, Sabino Vaca Narvaja, aseguró que la buena sintonía entre el presidente Alberto Fernández y su colega chino, Xi Jinping, marcó “una cooperación sin precedentes” entre ambos países, algo que juzgó “fue clave para mantener la robustez de nuestro sistema sanitario”, con la llegada al país de cerca de 1.500 toneladas de insumos médicos provenientes del gigante asiático desde el inicio de la pandemia, además de la provisión hasta el momento de un millón de dosis de la vacuna Sinopharm.

Télam: -¿Cómo evalúa la cooperación con China por la pandemia?


Vaca Narvaja: -El presidente Alberto Fernández generó mucha empatía con Xi Jinping: fue uno de los primeros países en solidarizarse con la situación que se vivía en Wuhan. Envió una carta personal dirigida a Xi Jinping en un momento difícil para China: esos gestos que marcan a fuego las relaciones internacionales. Luego intercambiaron cinco misivas más y mantuvieron una comunicación telefónica en la que el presidente chino lo invitó a realizar una visita de Estado. La coordinación ante la pandemia fue clave para mantener la robustez de nuestro sistema sanitario. Si sumamos los 42 vuelos -35 vuelos vía Shanghai y 7 vuelos vía Guangzhou- más los 5 barcos estamos cerca de las 1500 toneladas de insumos médicos: respiradores, barbijos, trajes de protección, antiparras, guantes. La coordinación continúa y, este año, China ya donó 25 respiradores y un hospital móvil. Ahora el esfuerzo está concentrado en las vacunas. Ya llegaron 904 mil dosis de la vacuna de Sinopharm en vuelo especial de Aerolíneas y otras 96 mil dosis en vuelo comercial.

T: -¿Habrá un nuevo lote de vacunas de Sinopharm?


VN: -La negociación esté permanentemente abierta y el Ministerio de Salud está coordinando para aumentar la provisión de vacunas en función de la capacidad de producción de las plantas. La vacuna de Sinopharm ha sido aprobada para su uso de emergencia en 36 países y regiones y se han aplicado más de 44 millones de dosis dentro y fuera de China. Los indicadores de seguridad y eficacia han superado los requisitos de los estándares de autorización de OMS. Al igual que pasó con los insumos médicos, es probable que China se convierta en uno de los proveedores de vacunas más importantes del mundo: tiene 16 vacunas desarrollándose en Fase II y cuenta con 4 vacunas que ya terminaron Fase III, entre ellas está la de Sinopharm.

T: -¿Cómo fue la negociación para el millón de vacunas de Sinopharm?


VN: -Las relaciones bilaterales cumplieron 49 años, lo que marca la continuidad de una política de Estado. Aunque también es cierto que el período en el que se profundizaron los vínculos fue durante las gestiones de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Ahora, nuestro Gobierno ha desplegado una estrategia para garantizar la mayor cantidad de vacunas en el menor tiempo posible. Inició negociaciones con varios países y laboratorios que producían vacunas. Estas gestiones fueron acertadas, dada la actual situación mundial. La negociación la llevó adelante el Ministerio de Salud con el soporte de Cancillería y monitoreado por el Presidente. En la etapa final el Presidente envió una carta a XiJinping y el canciller Felipe Solá a su par Wang Yi, lo que puso la negociación al más alto nivel. Fue central el rol del embajador chino Zou Xiaoli, como el de la Cancillería china, porque dejaron una guardia especial en la festividad más importante, el año nuevo vinculado al calendario lunar. El trámite de autorización de exportación se realizó en tiempo récord. También quiero destacar las gestiones de los titulares de las comisiones de Relaciones Exteriores de Diputados y el Senado, Eduardo Valdés y Jorge Taiana. El Congreso cuenta con el mecanismo de diálogo político interparlamentario, iniciado en 2015. Taiana, además, tiene mucho reconocimiento por haber sido canciller en el período de mayor avance de las relaciones bilaterales.

T: -¿Qué expectativas asigna a la invitación para que Alberto Fernández realice una visita de Estado en mayo?


VN: -Va a ser fundamental para concretar varios proyectos en los que vienen trabajando la mayoría de los ministerios: infraestructura, exportaciones, cooperación en ciencia y tecnología, hidrocarburos, viviendas, turismo, intercambios educativos, promoción cultural. Además, el Gobierno estudia la incorporación de la Argentina a la Iniciativa de la Franja y la Ruta, instancia a la cual se ingresa de forma bilateral. Es un ambicioso plan de infraestructura lanzado por Xi Jinping en el año 2013: en el 2017 se incorpora Latinoamérica como extensión de la ruta marítima de la seda en el siglo XXI. La incorporación de Argentina podría abrirle nuevas fuentes de financiamiento.

T: -¿Por qué la asociación estratégica integral con China puede beneficiar a Argentina?


VN: -El nuestro es uno de los países de la región que más inversión recibió de China: alrededor del 40% de la inversión de ese país. La clave está en apalancar nuestros vectores de desarrollo. Necesitamos mucha inversión en infraestructura para crecer en energía, desde generación hasta líneas de transmisión, más energía nuclear, energía eólica, hidroeléctricas, hidrocarburos, gasoductos. Además, Argentina tiene mucho potencial en minería. Si uno analiza países como Perú, Brasil y Chile puede ver que tienen un saldo comercial positivo con China: esto se explica básicamente por la exportación de minerales. Si Argentina, además de exportar minerales, le suma valor agregado, por ejemplo el litio, industrializaríamos nuestros minerales y avanzaríamos en un desarrollo estratégico ya que contamos con unas de las mejores reservas de litio y con una capacidad instalada automotriz que rápidamente podría reconvertirse.

T: -¿Cuáles son los planes de inversión china para los próximos años?


VN: -Es nuestro principal financista, con presencia de bancos como el ICBC, CDB, EximBank, Bank of China y, más reciente, el ingreso de Argentina al Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (BAII). Además, es nuestro principal inversor en obras ferroviarias, como el Belgrano Cargas y el Roca, o las represas del sur, la principal inversión hidroeléctrica en la región. China es nuestro segundo socio comercial, mantenemos un intercambio comercial, con alrededor de 16 mil millones de dólares con un déficit comercial que fluctúa entre los 5.000 y 6.000 millones de dólares. El año pasado, incluso en pandemia, cuando por cuatro meses consecutivos China pasó a ser nuestro primer socio comercial superando a Brasil. El déficit comercial es producto de que exportamos productos agropecuarios concentrados en porotos de soja y carne bovina e importamos productos manufacturados. Por eso el desafío en lo comercial es ir ganando valor agregado en nuestras exportaciones. Tenemos potencial en el comercio electrónico, muy fuerte en China. Argentina está trabajando para desarrollar un “Pabellón Nacional Argentino” que concentre un catálogo de productos argentinos de estas plataformas de comercio para potenciar ventas y ampliar nuevos mercados.

T: -¿Hay proyectos de infraestructura que pueden recibir financiamiento chino?


VN: -Muchos proyectos que se están retomando fueron iniciados en la última gestión de Cristina Fernández y luego quedaron en pausa, por distintas razones. Se está estudiando el relanzamiento pero también se están incorporando nuevos, con una perspectiva federal. Por ejemplo YPF, la Secretaría de Energía y ENARGAS están trabajando en el proyecto del gasoducto Vaca Muerta-Brasil en el que están interesados en invertir empresas chinas del sector. El proyecto busca acceder a nuevos mercados para exportar el potencial del shale-gas y además optimizar el sistema de transporte. También se está gestionando el proyecto de la IV central nuclear con tecnología Hualong, una de las mas avanzadas del mundo. Esta obra nos permite continuar diversificando la matriz de generación de energía y generaría alrededor 7 mil puestos de trabajos en forma directa. También nos consolida como un actor de referencia en la región en materia nuclear, continuando con los lineamientos estratégicos en este sector.

T: ¿Las inversiones de China podrían significar un quiebre en la influencia de Estados Unidos en la región?


VN: – El avance de China no sólo se da en nuestra región, es un fenómeno global vinculado a su capacidad productiva instalada y a su etapa de desarrollo. Está en una etapa expansiva de su economía. Pero la verdadera disputa no es tanto por el comercio si no por la vanguardia tecnológica. Igual, China y Estados Unidos siguen siendo principales socios comerciales. Las empresas de ambos países tienen una enorme interdependencia. La dinámica del gobierno de Trump erosionó mucho la relación, pero los efectos no fueron muy efectivos para la administración Trump. China consolidó su mercado interno y fue uno de los pocos países que creció en la pandemia en 2020. Por otro lado, países de nuestra región como Chile mantienen muy buenas relaciones tanto con China como con Estados Unidos. Nuestro análisis tiene que estar centrado en el bienestar de nuestra población y eso se vincula, centralmente, con nuestro desarrollo: es importante trabajar con una mirada regional y analizar los vectores y áreas estratégicas para que nuestra región aproveche esta coyuntura mundial en función de los recursos y potencial con los que contamos.