La vuelta de “Casados con Hijos”: Florencia Peña desmintió a Érica Rivas y defendió a Guillermo Francella

Luego de las explosivas declaraciones de su colega, la actriz dio su versión acerca de la preproducción de la obra. “Hicimos muchísimo para que ella esté”, aseguró.Fecha de publicación: 19 de Abril 2021, 23:55hsEl guion de la versión teatral fue el foco del conflicto entre el elenco. (Foto: Instagram / flor_de_p / REUTERS)“Me echaron y…

la-vuelta-de-“casados-con-hijos”:-florencia-pena-desmintio-a-erica-rivas-y-defendio-a-guillermo-francella

Luego de las explosivas declaraciones de su colega, la actriz dio su versión acerca de la preproducción de la obra. “Hicimos muchísimo para que ella esté”, aseguró.

El guion de la versión teatral fue el foco del conflicto entre el elenco. (Foto: Instagram / flor_de_p / REUTERS)

“Me echaron y me trataron de feminazi”, aseguró Érica Rivas sobre su alejamiento de la producción que llevaría a Casados con hijos (Telefe) al teatro Gran Rex. Ante estas declaraciones, Florencia Peña decidió dar su punto de vista y desmintió varias de las afirmaciones de quien fuera su compañera. “Lo único que voy a decir es que hicimos muchísimo para que esté”, afirmó en diálogo con Hay que Ver (El Nueve).

// Echarri criticó a Rodríguez Larreta por las clases en la Ciudad: “Es una jugada política suicida”

Luego se refirió a varios aspectos del guion de la obra con los que la actriz que interpretó a María Elena Fuseneco no estaba de acuerdo. “Me sorprendió lo que dijo. Nos hemos juntado a tomar café, hablamos por teléfono… Tengo una mirada feminista sobre la vida y eso no necesito explicarlo. El libro estaba escrito y no había nada que me generara controversia. Entendemos que estamos haciendo una crítica, nos reíamos del machismo. Es como tratar de modificar a Homero (Simpson)”, reflexionó.

Además, Peña confirmó que Rivas intentó que se sumara una guionista que aportara una mirada feminista a los diálogos de su personaje. “Fue una cuestión de elección, y lo respeto absolutamente, aunque no acuerde con lo que estábamos por hacer. Después ella quiso que estuviera Malena Pichot”, reveló.

La conductora de Flor de Equipo (Telefe) no quiso dejar pasar uno de los aspectos que generó más controversia tras la entrevista que concedió Rivas: el supuesto maltrato que recibió de Guillermo Francella. “Me consta que Guille hizo mucho para que esté. Trabajé muchos años con él y no tengo nada para decir en su contra, por eso lo defiendo. No le esquivo el bulto a nada, nunca, pero no me puedo meter en las sensaciones de las personas. Desde mi lugar, lo que ella dice no fue lo que pasó ”, señaló.

// Ante las nuevas restricciones, Marley lanzó una propuesta para terminar con la inseguridad

En ese sentido, hizo hincapié en el malestar que le genera cuando la acusan de estar involucrada en un producto que cristaliza viejos estereotipos machistas. “La verdad es que es incómodo todo esto. Hay cosas que nunca diría porque soy una mujer respetuosa y no es por ahí”, sostuvo.

Luego, añadió: “Nada iba a suceder que no estuviera bien. Soy feminista. Dentro del feminismo hay tantas diferencias. Habrá feministas que quieran cuestiones más radicales. Quizá pretendían que Casados con hijos tomara un extremo que no va a tomar nunca. Lo respeto”.

Rivas habló de un “pacto entre hombres”

En una reciente entrevista concedida a Página/12, Rivas arremetió contra la producción que la apartó del proyecto y la responsabilizó de filtrar el contenido de un mail que era privado.

Mirá lo que es el pacto entre hombres… se lo mandé a los productores, los guionistas (Axel Kuschevatzky y Diego Alarcón) y el director (Guillermo Francella, también protagonista), después de haber hablado con todos y cada uno. Y eso no fue dicho. No tenía ningún aliado”, manifestó acerca del correo electrónico de la discordia.

// Juana Viale compartió una foto que impresionó a sus seguidores

En este sentido, cuestionó una escena que formaría parte de un material promocional: “No entiendo cómo a esta altura de la historia vamos a seguir riéndonos de los bigotes de una mujer. O más bien, te podrías reír, pero ese no puede ser el remate del chiste porque ya no es gracioso”.

La artista apuntó contra la producción.

A modo de cierre, sentenció: “Me comí que el director me dijera feminazi, que estaba demasiado alterada. Me echaron por ser feminista, que para ellos era ser hinchapelotas. De hecho me decían, no seas pan amargo. Porque era la hinchapelotas que les marcaba cosas”, concluyó.