Novak Djokovic tiene una cita con la historia

Mientras uno se despidió en los octavos de final del torneo que ganó diez veces y se mostró cabizbajo y decepcionado tras su derrota (un dato: siempre atento al periodismo del mundo y a responder en inglés, francés y alemán, en Halle pidió hablar solamente en el primer idioma) y el otro sorprendió al anunciar…

novak-djokovic-tiene-una-cita-con-la-historia

Mientras uno se despidió en los octavos de final del torneo que ganó diez veces y se mostró cabizbajo y decepcionado tras su derrota (un dato: siempre atento al periodismo del mundo y a responder en inglés, francés y alemán, en Halle pidió hablar solamente en el primer idioma) y el otro sorprendió al anunciar que no jugará en Wimbledon ni en los Juegos Olímpicos, el tercer gran protagonista de la más apasionante de las historias, pleno tras su segunda consagración en Roland Garros, se tomó diez días de descanso y reapareció en Mallorca para entrenarse en el pasto de cara a su participación en el dobles del ATP 250 español que se jugará la semana próxima.

Allí, frente al mar y con una más que agradable temperatura, Novak Djokovic será el mimado de una organización que, más allá del dinero que le puso sobre la mesa al serbio para jugar el torneo, debe haber descorchado el mejor champaña con la llegada del número 1 del mundo. Mientras, Roger Federer y Rafael Nadal lo miran en silencio. Y seguramente sin respuestas, al menos por ahora, ante la gran pregunta. ¿Podrán ellos -o alguien de la llamada nueva generación (que ya no es tan nueva) que sigue verde a la hora de las grandes citas- detener su camino en 2021 e impedir, por ejemplo, que imagine el Slam dorado?

Eso significa: ¿podrá Djokovic, campeón también en Australia, festejar además en Wimbledon y Flushing Meadows, y ganar la medalla de oro olímpica por la que tanto lloró en Río de Janeiro 2016 cuando Del Potro lo eliminó en la primera ronda?


El serbio Novak Djokovic posa frente a la Torre Eiffel luego de ganar la edición 2021 de Roland Garros. Foto: Christophe ARCHAMBAULT / POOL / AFP.

Djokovic irá por todo. Ya lo anunció Marian Vajda, su entrenador y quien más lo conoce.

Sólo una persona en el mundo tiene los cuatro Grand Slams y el oro olímpico en una misma temporada. Ese honor le corresponde a la alemana Steffi Graf, que en 1988 ganó todo. Entre los hombres, apenas Andre Agassi y el propio Nadal lograron los cinco títulos pero en distintos años.

La zanahoria, entonces, es tentadora para Djokovic quien, además, si logra concretar su sueño superará a Nadal y Federer en cantidad de Grand Slams. Por eso, su cita con la historia tiene fechas y lugares.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA