Tokio 2020: otra gesta del enorme Caeleb Dressel, que se llevó el oro y batió el récord olímpico en los 50m

El estadounidense Caeleb Dressel sumó su cuarto oro en la pileta de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 al vencer en la noche argentina de este sábado en la final de los 50 metros libre, en una prueba en la que Brasil pudo celebrar el bronce de Bruno Fratus. Dressel terminó su largo con 21,07…

tokio-2020:-otra-gesta-del-enorme-caeleb-dressel,-que-se-llevo-el-oro-y-batio-el-record-olimpico-en-los-50m

El estadounidense Caeleb Dressel sumó su cuarto oro en la pileta de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 al vencer en la noche argentina de este sábado en la final de los 50 metros libre, en una prueba en la que Brasil pudo celebrar el bronce de Bruno Fratus.

Dressel terminó su largo con 21,07 segundos, rompiendo así la plusmarca olímpica que el brasileño César Cielo había marcado en Beijing 2008 (21s30).

El norteamericano, gran figura masculina de la natación en estos Juegos, postergó así al francés Florent Manaudou (21s55), uno de los especialistas en esta distancia, quien debió conformarse con ser medallista de plata. Fratus paró el crono en 21s57 y le dio a Brasil el segundo bronce en la natación de estos Juegos Olímpicos, tras el logrado por Fernando Scheffer en los 200 metros libre.

Marcando época desde temprano


El salto de Dressel: uno de sus secretos es cómo entra a la pileta. Foto EFE

Más allá de que fue parte de la posta 4×100 norteamericana en Río 2016, cuando Michael Phelps todavía acumulaba medallas, para Dressel se hizo costumbre pergeñar hazañas en esta cita japonesa, así como también armar duelos apasionantes, especialmente con el húngaro Kristof Milak.

En las semifinales masculinas de los 100 mariposa hubo emociones de sobra. Porque en la primera serie, el europeo batió la plusmarca olímpica que compartían el estadounidense y el singapurense Joseph Schooling (50s39) al registrar 50s31. El norteamericano, precisamente, había marcado ese tiempo en la jornada anterior y poco le había durado.

Pero Milak tampoco pudo disfrutar su conquista durante mucho tiempo, porque en la segunda semis, fue el propio Dressel quien mejoró su tiempo al bajar los 50 segundos: detuvo el crono en 49s71. Y en la final, en la que se enfrentaron entre sí, el de EE.UU. nadó con un crono de 49 segundos y 45 centésimas, nuevo récord mundial.


Dressel y el medallista de bronce, el brasileño Bruno Fratus. Foto EFE

En definitiva, Dressel lleva cinco competencias disputadas en Tokio y en cuatro de ellas se llevó el oro: los 50m y los 100m libre, ​los 100 mariposa y la posta 4×100 libre masculina. Sólo se le escapó la posta 4×100 mixta, en la que no pudo siquiera colgarse una medalla porque el equipo estadounidense terminó quinto.

Y una particularidad: marcó récords en todas ellas salvo en la posta, donde lógicamente depende también de sus compañeros. Ahora es el dueño de las plusmarcas olímpicas en los 50 y 100 libre y dueño del mejor registro olímpico y mundial en los 100 mariposa.

No por nada lo llaman el heredero del Tiburón de Baltimore. A los 24 años, vaya si ya tiene nombre propio.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA