Papelón de la Roma de Mourinho en la Conference League: cayó 6-1 ante un equipo noruego

Roma vivió una auténtica pesadilla en su visita al campo del Bodo/Glimt, tras caer este jueves por un contundente 6-1 ante el conjunto noruego en la Conference League, el tercer torneo de clubes de la UEFA, en un encuentro en el que los del portugués Jose Mourinho fueron incapaces de contener al joven delantero Erik…

papelon-de-la-roma-de-mourinho-en-la-conference-league:-cayo-6-1-ante-un-equipo-noruego

Roma vivió una auténtica pesadilla en su visita al campo del Bodo/Glimt, tras caer este jueves por un contundente 6-1 ante el conjunto noruego en la Conference League, el tercer torneo de clubes de la UEFA, en un encuentro en el que los del portugués Jose Mourinho fueron incapaces de contener al joven delantero Erik Botheim, autor de un doblete.

Es la primera vez en la carrera del entrenador portugués campeón de la Champions con Porto e Inter que un equipo suyo recibe seis goles. Fue en el Aspmyra Stadion de la ciudad de Bodo, al norte de Noruega y con une temperatura bajo cero.

Un equipo comandado por Mourinho solo dos veces en 21 años había recibido cinco goles: la derrota del Real Madrid 5-0 ante el Barcelona en noviembre de 2010 y la de Chelsea por 5-3 frente al Tottenham, en enero de 2015.


El DT del Bodo/Glimt, Kjetil Knutsen, dialoga con Mourinho. (AP)

El joven atacante del Bodo/Glimt, que firmó además dos pases de gol, se convirtió por momentos en un remedo de su gran amigo Erling Haaland, con el que compartió vestuario durante años en las categorías inferiores de la selección noruega.

Menos fornido que su famoso compatriota, Erik Botheim mostró ante Roma la misma contundencia que acostumbra el jugador del Borussia Dortmund con dos goles al principio del primer y segundo tiempo.

Si Botheim abrió el marcador para los locales a los 8 minutos al culminar en el área una bonita combinación, en el 52 el joven delantero noruego, de 21 años, acabó con cualquier opción de revertir el marcador para los italianos al establecer el momentáneo 3-1.

Pero lo peor estaba aún por llegar para los de Jose Mourinho, que durante el tramo final de la primera mitad soñaron con la posibilidad de empatar tras el gol (2-1) del español Carles Pérez.


Kjetil Knudsen, del Bodo/Glimt, saluda a Mourinho. /EFE

El equipo romano se desplomó por completo entre el minuto 70 y 80, diez fatídicos minutos en los que los giallorossi encajaron tres tantos, dos de ellos obra de Ola Sobakken, otro de los héroes de la noche, que establecieron el definitivo 6-1.

“He decidido hacer muchos cambios porque estamos en un momento de la temporada con muchos partidos. Sabía de las limitaciones de este equipo, no es nada nuevo, pero obviamente me esperaba una respuesta mejor”, declaró Mou tras la goleada. “Pero la decisión ha sido mía así que la responsabilidad es mía”, completó.

Un contundente marcador que permitió al Bodo/Glimt treparse a la primera plaza del grupo C con un punto de ventaja sobre el Roma, que deberá mejorar mucho si quiere vencer al conjunto noruego en el encuentro que volverá a enfrentar a ambos equipos el próximo 4 de noviembre en el Estadio Olímpico de la capital italiana.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA